Juan Pastor regresa con su versión teatral de un relato de Chèjov

Tres años para encontrar la felicidad

Prográmate|
Actualizado el Viernes 21/09/2012
comparte
últimas noticias

Cinco personajes de la España de los treinta viajan a nuestros días para contarnos lo que les sucedió durante tres años de su vida, en los que su única obsesión fue encontrar lo que les hiciese felices. Ésta es la historia que nos narra la versión de un relato de Chèjov, que la Sala Guindalera vuelve a llevar a las tablas, tras el éxito cosechado la temporada pasada.

raul_fernandez_de_pablo

Raúl Fernández es el enamorado Alejandro.

La búsqueda de la felicidad es una constante en el ser humano. Y, para demostrarlo, en Tres años, Alejandro (Raúl Fernández), Julia (María Pastor), Gregorio (José Maya), Paulina (Alicia González), y Jaime (José Bustos), llegan del pasado para dirigirse al espectador de hoy y preguntarnos si el amor, los celos, el afán de triunfar, o el miedo a la soledad y la pobreza siguen acosándonos, como hace décadas les ocurrió a ellos.

El amor

“En la función vemos diferentes formas de amar a través de cinco personajes que persiguen la felicidad”, explica Fernández.

El proyecto, que parte de “la lectura de la novela de Anton Chéjov Tri goda” –dice Juan Pastor, el adaptador y director–, cuenta la historia de Alejandro, un pequeño empresario “tímido e introvertido, que se enamora locamente de Julia, una joven de provincia, a la que, en una noche de arrebato, propone matrimonio”, narra el conocido actor televisivo. Él “representa el amor ideal, que persigue apasionadamente una ficción, una imagen de la que se ha enamorado”, comenta.

Julia, cuyos sentimientos no corresponden con los de Alejandro, aceptará la propuesta matrimonial para escapar del aburrido día a día provinciano, convirtiendo la vida de la pareja en una agonía. “Mi personaje sufre y hace sufrir, porque está profundamente enamorado y se siente frustrado porque no es correspondido”, dice Fernández.

Acompañando al infeliz matrimonio en su historia: Jaime, el mejor amigo de Alejandro, “un romántico enamorado de la vida”; Paulina, la ex novia del protagonista, “una mujer práctica, que entiende el amor como una exigencia hacia los demás”; y Gregorio, el hermano de Julia, “que representa el amor canalla, por la mujeres, el dinero, y la opulencia”, explica Fernández.

Juntos nos ofrecen una función “terapéutica”, en la que el amor y el desamor, la ilusión y la desilusión, la ternura, la incomprensión, el sexo, la risa y el llanto peregrinan en pos de la felicidad, conducidos en ocasiones por momentos musicales. Una función en la que “la gente se desternilla de risa”, apunta María Pastor, sorprendida porque “por fin la gente se ríe con un Chèjov”. Una función que la compañía espera nos haga sentir bien, y que salgamos del teatro “con una sonrisa en la boca”.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD