Lluís Pasqual estrena en castellano Quitt, de Peter Handke

Tiburones de las finanzas

Eduard Fernández protagoniza esta obra premonitoria sobre el capitalismo más salvaje
Gema Fernández|
Actualizado el Miércoles 14/03/2012
comparte
últimas noticias

Un puñado de empresarios sin escrúpulos son los protagonistas de Quitt, la obra que el alemán Peter Handke escribió en 1973, y que se estrena por primera vez en español de la mano de Lluís Pasqual, y con un elenco encabezado por Eduard Fernández.

quitt

Una escena de la función.Ros Ribas

“Se trata de una obra turbadora y muy premonitoria, escrita coincidiendo con la crisis del petróleo, pero que resulta de una rabiosa actualidad”, afirma Ernesto Caballero, director del Centro Dramático Nacional, donde se representará hasta el próximo 1 de abril.

El holding

En ella se cuenta la historia de Hermann Quitt, un gran empresario que decide acabar con las reglas del mercado y la libre competencia, invitando a un grupo de ‘colegas’ a participar en una estrategia conjunta que, asegura, les hará dueños de los mercados internacionales. Juntos acuerdan mantenerse informados de todas sus actuaciones, ya sea comprar materias primas, bajar salarios o sacar al mercado un nuevo producto. Pero el paso del tiempo revelará que Quitt los ha traicionado a todos en pos de su propio beneficio.

“Quitt es un depredador, que representa el capitalismo más salvaje. Quiere sacar provecho de todo, hasta de sus propios sentimientos. Y resulta peligroso estar a su lado, y aún más ser él mismo”, sentencia Fernández, el actor que da vida a este ‘tiburón’ del mundo empresarial, que incluso “canta un blues en directo y toca un bugui bugui al piano”, apunta el director de la función.

Le acompañan en el escenario Jordi Bosch, Lluís Marco, Jordi Boixaderas, Boris Ruiz, Andreu Benito, Miriam Iscla y Marta Marco. “Todos ellos solistas de peso, que han interpretado grandes protagonistas a lo largo de su carrera –dice Pasqual–, porque era lo que necesitaba esta función, que está hecha a base de monólogos”.

Difícil de digerir

Vestidos al estilo de los años setenta, nos hacen transitar por una historia que “no es ‘políticamente correcta’, ni ahorra en la violencia ni en los conceptos ni en la forma”, advierte Pasqual. Él conoció este texto en 1976, en Francia, en una función protagonizada por Gerard Depardieu, y le causó “una gran impresión”; por eso lo eligió para debutar al frente del Teatro Lliure, y ahora llega a Madrid.

Pasqual comenta que “es un texto espinoso, duro de ensayar y de hacer, pero también de ver”. Por un lado, porque “Handke utiliza pensamientos y conceptos muy densos”, no aptos para un público acostumbrado a textos fáciles. “Hay que concentrarse mucho para seguir las reflexiones de los protagonistas”, avisa el director, aunque puntualiza que “no más ni menos que con un Shakespeare”. Y, por otro, porque “nos devuelve una realidad que es todo menos amable”, ya que, opina, hoy en día ”la realidad ha superado la ficción”, y nos encontramos “inmersos en una tercera guerra mundial”, eso sí, hecha “a golpe de finanzas, sin obuses de por medio”, sentencia.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD