Entrevista a Joaquín Cortés

“Subir a un escenario me sigue haciendo muy feliz”

Tras dos años de ausencia de los escenarios, el bailarín y coreógrafo llega
a Madrid con un “regalo” para su público: Esencia, su nuevo espectáculo
Gema Fernández / Foto principal: Nacho Pinedo|
Actualizado el Miércoles 07/06/2017
comparte
últimas noticias

Dejándose llevar por la sangre nómada de sus antepasados gitanos, Joaquín Cortés se ha convertido en un “ciudadano del mundo” que ha recorrido los cinco continentes y vivido en distintas urbes de todo el planeta.

Los últimos dos años ha residido en Roma y Lisboa, donde ha participado en un par de talent show que le han mantenido alejado de los escenarios. Un tiempo que le ha servido para “oxigenarse y reflexionar”. Y ahora vuelve a bailar con fuerzas renovadas en un nuevo espectáculo al que ha llamado Esencia.

El regreso

¿Qué es Esencia?
Diría que es mi espectáculo más personal. Después de casi cuarenta años de carrera profesional, quería hacer un regalo al público; que las personas que han formado parte de mi camino, y las que estén por llegar, sientan que quiero seguir entregándome con el mismo sentimiento desbordado de siempre, para que lleven mi esencia consigo, porque sin ellos nada hubiera sido posible.

¿Y qué veremos en el escenario?
Sin tratarse de un viaje en el tiempo, Esencia muestra el origen de lo que soy. Arranca con un niño (que soy yo) que sueña con bailar y empieza una carrera en la danza venciendo dificultades y afrontando críticas, hasta llegar al artista de hoy.

joaquin-cortes-entrevista

Si el Joaquín Cortés de hoy pudiese hablarle a ese niño que soñaba con bailar, ¿qué le diría?
Quizá lo mismo que les digo a los chavales que empiezan en esto cuando me invitan a dar una masterclass: que se enamoren de lo que hacen y lo den todo en el escenario.

¿Lo tuyo fue un flechazo?
Desde el primer momento en que empecé a bailar, sentí que era algo mágico, y me enamoré de la danza. Y hoy, que tengo 48 años y llevo más de treinta dando vueltas por el mundo, sigo enamorado de esta profesión, que es maravillosa, aunque muy dura. De ahí que sea necesario enamorarse de ella para continuar.

¿Qué sientes cuando pisas un escenario?
Creo que nací para bailar, y en el escenario me siento muy cómodo, como si estuviera en mi habitación. Es mi casa, mi zona de confort, disfruto mucho sobre él y me dejo llevar.

Y en esa zona de confort, ¿te gusta ponerte retos?
Siempre me gusta ir más allá en mis espectáculos. Dicen que nunca se ha escrito nada sobre los cobardes, y yo intento ser valiente y arriesgado en todas mis propuestas.

¿Dónde te ha llevado esa valentía en esta pieza?
En Esencia hay flamenco, danza clásica, contemporánea y española, y una música original con ritmos latinos, árabes, clásicos, jazz… Y, por supuesto, la fuerza de siempre.

joaquin-cortes-entrevista3

Imagino que casi cuatro décadas dejándose la piel bailando pesan, ¿te has planteado un futuro alejado de los escenarios?
Nadie es inmortal, y sé que mi fecha de caducidad debe andar por ahí, pero sólo colgaré las botas cuando no me encuentre al cien por cien. De momento, los años me han dado sabiduría y experiencia, pero no me han quitado ni la ilusión ni las ganas de seguir bailando. Subir a un escenario me sigue haciendo muy feliz.

Cuando eso cambie, ¿hacia dónde encaminarás tus pasos?
No me lo he planteado, pero seguro que seguiré ligado al mundo del arte que tanto amo, de una u otra forma, ya sea colaborando con el cine, la moda, la publicidad…

¿Y como maestro de las nuevas generaciones?
He recibido propuestas de muchos países para montar allí mi propia escuela. Tokio, Moscú, Cuba, Miami, Nueva York, e incluso Brasil, están interesados, pero, por haber nacido en España, creo que mi obligación moral es abrirla aquí primero, aunque nadie ha dado muestras de quererlo, y si no recibo el apoyo de las instituciones y el gobierno, me iré fuera.

Has compartido escenario con grandes de muchas disciplinas, como Michael Jackson, Jennifer López, Pavarotti, Alicia Keys… ¿Qué artista te gustaría añadir a esa lista?
Hubiera sido un sueño compartir escenario con Nureyev, mi inspiración de niño, que también era gitano. Un gitano tártaro ruso que era amigo de mi tío Cristóbal Reyes, quien me enseñó a bailar flamenco.

joaquin-cortes-entrevista1

Español universal
al que le duele su patria


A Joaquín Cortés le duele España. No sólo critica el IVA cultural y la falta de ayudas, sino que se siente minusvalorado. “No es normal que fuera me traten como un icono viviente y en mi propio país sea un bailarín más”, se lamenta quien es el único español que aparece en el listado de los diez mejores bailarines del siglo XX.

Estrenó su primer espectáculo propio, Cibayi, en 1992, con tan sólo 23 años. Con él debutó en París y recorrió medio mundo conquistando los corazones del público y la admiración de la crítica. Pasión gitana (1995), su segundo montaje, se convirtió en la obra española más vista en el mundo, y después llegaron Soul (1999), Live (2001), De amor y de odio (2004), Mi soledad (2005), Calé (2009), Dicen de mí (2012) y Gitano (2014), hasta llegar a este Esencia con el que aterriza en Madrid tras haberlo estrenado en Barcelona, y con el que espera pasar dos años de gira internacional.

Descrito como “el gitano universal”, su legado artístico ha sido reconocido por la Unesco. En Miami celebran el “Día de Joaquín Cortés” el 9 de noviembre, y su imagen ha servido de inspiración para crear a Vamp, un personaje de videojuego de la saga Metal Gear Solid.

Como bailarín y coreógrafo ha compartido escenario con artistas de la talla de Luciano Pavarotti, Michael Jackson, Manuela Vargas o Jennifer López, y a sus pies han caído rendidos, entre otros, Madonna, Cristiano Ronaldo, el Príncipe de Gales, Tarantino, Armani, Maradona, Michelle Obama, Neil Armstrong, Paul Newman, Ben Kingsley o Hillary Swank. Y en el cine, donde debutó a las órdenes de Almodóvar, en breve empezará a rodar en Nueva York su quinta película, en esta ocasión para una productora norteamericana independiente.

Después de bailar en grandes centros de la ópera del mundo, como el Bolshoi, La Scala de Milán, el Teatro Colón de Buenos Aires o el Liceo de Barcelona, el Teatro Real de Madrid, que aún no le ha “invitado” a actuar allí, es su “espinita clavada en el corazón”.

Te puede interesar:

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD