Entrevista a Anna Castillo

“Ser actriz me da la vida, pero si me hace sufrir de más…”

La reciente ganadora del Goya a la actriz revelación nos habla de su nueva obra de teatro, La Pilarcita, y de sus próximos proyectos en cine y televisión
Gema Fernández|
Actualizado el Miércoles 19/07/2017
comparte
últimas noticias

Tiene sólo 24 años y la vida le sonríe de oreja a oreja. El pasado febrero recogía un Goya, que sumaba a la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos que le habían entregado tan sólo unos días antes. Ambos premios como actriz revelación por El olivo.

Después han llegado tres películas más, algunas aún pendientes de estreno, que computan en su currículum un total de siete largometrajes con papeles protagonistas. Una incipiente pero prometedora carrera en la que también tienen cabida media docena de cortos, varias series, y tres obras de teatro, a las que ahora suma La Pilarcita, un texto de la argentina María Marull, que ha resultado un éxito en ese país, y que llega a España de la mano de Mariano Piñeiro, productor de La llamada, y dirigida por Chema Tena.

Milagros

¿Qué te atrajo de este proyecto?
Me pareció una pieza preciosa y muy visual; un cuento costumbrista que me apetecía mucho hacer. Mientras lo leía imaginaba perfectamente el patio, que es como un personaje más de la función. Es una joyita de obra, con la que te puedes reír y que también emociona.

¿De qué habla La Pilarcita?
De los milagros, de la fe, y de tres mujeres luchadoras y con ganas de vivir, que intentan conseguir sus sueños persiguiéndolos, que, en mi opinión, es la única manera de que sucedan las cosas.

anna castillo-la-pilarcitaEscena de La Pilarcita ©Matias Tavolaro.

No crees en los milagros…
Creo en la fe, que es lo que te impulsa a perseguir los sueños, y en los golpes de suerte, pero no en los milagros.

¿Por qué lucha tu personaje?
Lucía lucha por vivir, por salir del pueblo, por tener experiencias bonitas, por brillar con luz propia. Es un personaje con mucha energía, algo que comparto con ella, pero es más niña e inocente que yo.

Entre tus sueños de niña, ¿estaba el de ser actriz?
De pequeña decía que los lunes quería ser profesora, los martes abogada, los miércoles bailarina… Ahí fue cuando mi madre pensó que a lo mejor quería ser actriz. Y es cierto que actuar siempre ha sido lo que más me ha gustado del mundo. He cultivado esa inquietud desde chiquitita, aunque no con la ansiedad de convertirme en actriz, porque no sabía si se podía vivir de ello. De hecho, me planteé estudiar Periodismo, e hice tres años de Psicología. Pero, cuando empecé a trabajar en serio en esto, me di cuenta de que podía vivir de ello y era imposible compaginarlo con la carrera, y la tuve que dejar. Quizás algún día la retome…

No será ahora, porque no paras de trabajar…
La verdad es que estoy en un momento estupendo de mi carrera. Tengo muchísimo curro. Estoy pendiente del estreno de la película de La llamada. Acabo de terminar el rodaje de Viaje alrededor del cuarto de una madre, ópera prima de Celia Rico. Y he empezado a grabar la serie Estoy vivo, con Javier Gutiérrez.

anna castillo_goyaRecogiendo el Goya.

¿Las consecuencias del Goya?
No lo creo, porque ya tenía muchísimo curro antes. Pero sí es cierto que este premio me ha dado mucha visibilidad, y que el personaje de Alma en El olivo ha permitido a la gente verme en facetas que no había explotado.

¿Cruzas los dedos porque esto siga así?
Tengo asumido que esta profesión tiene muchos baches, y trabajo duro para hacerme un hueco y mantenerme, porque ser actriz me da la vida. Pero, si en algún momento me hace sufrir de más, espero poder ser feliz al margen de ella.

Pese a tu juventud, pareces tener muy claras algunas cosas…
Me tocó madurar de golpe, porque con 19 años dejé a mi familia en Barcelona y me vine sola a Madrid. Me costó y, aunque me visitan a menudo, sigo echándoles de menos. Pero la experiencia también fue muy divertida, porque no tenía que rendir cuentas a nadie, y encontré grandes amigos aquí.

¿Te refieres al equipo de La llamada?
Sí, los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrossi, autores y directores de la pieza), Macarena (García), Belén (Cuesta) y el resto del equipo de la obra se han convertido en parte de mi familia. De hecho, vivo con la regidora de La llamada, que es mi mejor amiga. Y, a nivel profesional, ellos me ofrecieron la posibilidad de estar en un escenario durante tres años, algo que me ha servido de escaparate. Con ellos he ido de gira, lo que nos ha unido más aún si cabe. Es gente con la que me entiendo muy bien, y currar así siempre es un placer. Creo que todo lo que hagamos juntos va a funcionar.

anna castillo_la-llamadaEn el rodaje de la película La llamada.

¿Ya hay algo en el horizonte?
Además del próximo estreno de la peli de La llamada, vamos a hacer la segunda temporada de la webserie Paquita Salas.

¿Qué debe tener un proyecto para que te interese hacerlo?
Ya sea en cine, televisión o teatro, quiero hacer cualquier proyecto que me emocione, en el que me entienda con el personaje y con lo que quiere contar. Me da igual quién lo escriba, quién lo dirija…

Con luz propia


Icíar Bollaín ha confesado que desde que Anna Castillo apareció en el casting de El olivo, Alma, su protagonista, “empezó a tener ya para siempre” su rostro y su voz, porque ella aportó al personaje “emoción” y “verdad”.

Lo curioso, es que esta joven actriz catalana (Barcelona, 1993) estuvo a punto de no participar en la película que tantas alegrías le ha dado. “Quería hacer la prueba, pero nadie me llamaba. Y, al final, cuando lo daba por perdido, pude acceder al casting, y cancelé un viaje a Mallorca sólo por hacerlo”, relata Castillo, quien reconoce haberse preparado “a conciencia” para que la eligieran, aunque, en principio, se presentaba para hacer el papel de una de las amigas de la protagonista.

Fue su “desparpajo” al contar “varias historias tronchantes” de su “yaya Anita” las que “engancharon” a Bollaín, que la eligió para dar la réplica a un gigante de la interpretación como Javier Gutiérrez. Con él inicia ahora el rodaje de una nueva serie. Y, mientras tanto, estará todo el verano en el Lara representando La Pilarcita, su primera obra de texto, que la devuelve a ese teatro que la “mantiene en forma” como actriz.

anna castillo-El-olivoEscena de El olivo.

En los escenarios debutó profesionalmente en 2010. Fue en el musical de Nacho Cano, A, dando vida a Alma. Y desde 2013 a 2016 ha participado en uno de los grandes e inesperados éxitos de la cartelera teatral: el también musical La llamada. Precisamente el productor de este proyecto, Mariano Piñeiro, es quien pensó en ella para ser Lucía en La Pilarcita, una función con la que vuelve a pisar las tablas del Teatro Lara tras una breve gira con otro musical: Drack Pack.

Mona Martínez, Fabia Castro y Álex de Lucas la acompañan en esta función, que nos traslada a un pequeño pueblo de Extremadura donde son muchos los que creen en los milagros de una santita popular a la que se le ofrendan muñecas. Una historia, en opinión de la actriz, para “reír y emocionarse”.

Últimas entrevistas:



 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
Solitudes La compañía Kulunka Teatro presenta "Solitudes", su segundo montaje ...
PUBLICIDAD