Estrena en Madrid Confidencias muy íntimas, de Jérome Tonnerre

Remedios Cervantes desnuda su alma

Interpreta a Ana, una mujer acomplejada y anulada por un marido dominante
Junto a ella, Manuel Tejada, Jesús Cabrero y Sole Palmero
Gema Fernández|
Actualizado el Jueves 01/07/2010
comparte
últimas noticias

Icono de la belleza y la elegancia, hace años que Remedios Cervantes abandonó las pasarelas y se dedicó en cuerpo y alma a la interpretación. Debutó en el teatro con Arturo Fernández en 1992, con Un hombre de cinco estrellas, y desde entonces ha intentado cultivar esta faceta profesional con la que soñaba desde niña, y por la que ya ha recibido algunos premios. Despojada de su corona de Miss España, ahora esta inquieta malagueña, propietaria de la productora teatral Alikindoi, se ha metido en la piel de Ana, una mujer acomplejada y anulada por un marido dominante que, a causa de una pequeña confusión, acaba confesando sus secretos más íntimos a un extraño.

Remedios Cervantes
La incomunicación

Estrenas en Madrid Confidencias muy íntimas, pero la obra lleva tiempo de gira por España, ¿cómo ha sido acogida?
La acogida ha sido muy buena. Es un espectáculo que deja muy buen sabor de boca, que hace pasar un buen rato, porque tiene muchos puntos de humor, pero que también tiene un mensaje, y es que trata de concienciarnos de la importancia de la comunicación entre personas: hablar y escuchar al otro. Es una función muy psicológica.

En una época como la que nos ha tocado vivir, ¿es fácil encontrar a alguien que escuche?
La falta de comunicación que existe en esta sociedad es un gran problema. Estamos muy comunicados, porque tenemos muchos medios: el móvil, Internet, las redes sociales… Pero esa tecnología que avanza a una velocidad bestial, nos hace retroceder en las relaciones humanas, en los valores, el lenguaje, en la escritura… Nadie escucha a nadie, nadie quiere saber los problemas del vecino, entre otras cosas porque si te pones a escuchar los problemas de los que están enfrente salen los tuyos y tus propios miedos. Sin embargo, me he dado cuenta de que es más fácil encontrar a un confidente en un desconocido que en alguien cercano. Porque hay muchas cosas íntimas que no le confesarías a un amigo, porque te daría vergüenza, pero con un desconocido no tienes nada que perder y, por otro lado, se crea un juego morboso entre dos personas con diferentes necesidades: una que escucha y otra que cuenta. Algo que queda muy latente en los dos personajes principales de esta función.

¿Cómo es Ana, tu personaje en la obra?
Es una mujer con la que cualquiera podría identificarse. Está dominada psicológicamente por su marido y no se quiere a sí misma. Pero no se da cuenta de lo que realmente le pasa hasta que se escucha contando sus problemas a otro, y eso le hace rebelarse y descubrir su verdadero yo.

Parece que tener por psicólogo a un desconocido le sienta bien a tu personaje, pero ¿ocurre lo mismo con el ‘psicólogo impostor’?
Por supuesto, porque, mientras Miguel escucha las miserias de Ana, se da cuenta de las propias, de que no tiene vida, está solo, y termina contándole sus problemas al auténtico psiquiatra de la función, quien le felicita por su decisión.

¿Qué ha enseñado Ana a Remedios Cervantes?
Me enseña muchas cosas cada día que me subo a un escenario envuelta en su piel. Gracias a este personaje me fijo aún más en las personas y le doy importancia a las cosas que de verdad la tienen. Cada vez soy más consciente de que se puede ser feliz con menos, y eso me llena de satisfacción, porque me hace libre.

Confidencias

Junto a Manuel Tejada en una escena de la obra.Víctor Cucart

¿Y qué cosas son importantes para ti?
Somos infelices por lo que no tenemos, por lo tanto, no somos felices con lo que tenemos… Yo he aprendido a disfrutar cada minuto de mi día haciendo lo que hago en cada momento.

Confidencias muy íntimas es la segunda producción de Alikindoi, tu productora, pero tu labor empresarial ya ha sido premiada…
Sí, el año pasado la revista Ejecutivos nos dio un premio por ser una empresa joven andaluza que apoyaba el mundo de la cultura, y eso me hizo mucha ilusión, porque montar la compañía fue un reto, y los retos me encantan. La llamé Alikindoi porque es una palabra que se utiliza mucho en Málaga y que mi madre dice a menudo, y ella es alguien muy presente en mi vida. Nuestro objetivo es hacer todo el teatro que podamos, porque forma parte de nuestra cultura y no puede morir.

Una vocación

¿De dónde te viene la vocación artística?
Me viene desde hace muchos años; concretamente, desde que ví Cinco horas con Mario en el Teatro Cervantes la primera vez que la interpretó Lola Herrera. Yo era muy joven, fui con el colegio, y salí diciendo “a mí me gustaría hacer esto algún día”. Desde entonces, la idea siempre ha estado en mi cabeza. De hecho, mientras fui Miss España, intenté prepararme. Aunque nunca pude ceñirme a un horario cuando era modelo, hice cursos, tomé clases, hasta que decidí que era el momento de cambiar la pasarela por el escenario.

¿Y cómo es ese momento en el que pones por primera vez un pie en el escenario?
Fue muy especial, aunque confieso que cada vez que se levanta el telón y estoy en un escenario, vuelvo a sentir esa misma emoción de la primera vez. Una primera vez que llegó en el Teatro Juan Bravo de Segovia, y gracias a Arturo Fernández, que me ofreció un papel muy lucido con el que me recorrí todos los teatros de España. Eso me dio mucha seguridad.

Has hecho cine, televisión, teatro, has sido modelo, presentadora, has escrito un libro… ¿Qué te queda por hacer?
Tantas cosas… No he hecho nada. Soy una persona muy inquieta, y si no hago cosas, me aburro. Ahora me he metido con el diseño de páginas web (he diseñado la mía), pero también me gusta mucho la restauración de muebles, montar en bicicleta…

¿Hay algún personaje que tengas claro que, tarde o temprano, quieres hacer?
Me encantaría hacer “Cinco horas con Mario”, pero cualquier papel es interesante para una actriz.

¿Y quiénes dirías que son tus referentes?
Siempre han sido las grandes de España: Berta Riaza, Concha Velasco, Charo López, Lola Herrera… Son las damas del teatro y me encantaría poder compartir un escenario con ellas, sería un placer.

El futuro

Con Confidencias muy íntimas vais a estar en Madrid durante un mes y medio; luego, ¿qué?
Después nos vamos de gira. Tenemos fechas cerradas hasta diciembre para pasar por Bilbao, parte de Andalucía, del Levante… Aunque a mí me gustaría estar con ella hasta la primavera.

¿Alguna nueva producción en mente?
Montar Confidencias muy íntimas nos ha costado un año largo de trabajo, y yo no estoy en la posición de terminar una producción y ponerme manos a la obra con otra en una semana. No somos ese tipo de productora. Soy una obrerita de esto.

¿Y otro tipo de planes a nivel profesional?
Tengo cosas que pueden salir, pero, si no lo hacen, tampoco me preocupa. Quiero seguir apostando por el teatro, aunque no descarto otras opciones.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD