Regreso a las aulas franquistas

La compañía vasca Tanttaka Teatroa estrena en Madrid la versión femenina de El florido pensil con Nuria González, Mariola Fuentes, Chiqui Fernández, Esperanza Elipe y África Gozalbes
Gema Fernández / Fotos: Antonio Castro|
Actualizado el Viernes 08/09/2017
comparte
últimas noticias

Tanttaka Teatroa nos invita a viajar al pasado con El florido pensil (niñas), adaptación teatral, en versión femenina, de la novela homónima de Andrés Sopeña, que repasa con humor la educación nacionalcatólica.

La compañía vasca ya mostró con gran éxito, en 1996, el punto de vista masculino del sistema educativo que dominó la España de la posguerra. Y ahora completa la imagen regresando a esas aulas, pero entrando por la puerta que daba acceso a las niñas. Porque, como explica Fernando Bernúes, codirector de la función junto a Mireia Gabilondo, “la discriminación por sexo era clave en esa (des)educación”, que pretendía “industrializar la producción de amas de casa a base de materias como ‘labores’ u ‘hogar’”.

Las actrices Nuria González, Mariola Fuentes, Chiqui Fernández, Esperanza Elipe y África Gozalbes, que han coqueteado en mayor o menor medida con esta educación o la han vivido en carne propia, vuelven a peinarse con coletas y a vestir babis, para interpretar a cinco mujeres maduras que, a través de sus recuerdos, regresan a esa escuela con pizarra y pupitres de madera, presidida por “la Santísima Trinidad de la época”: el crucifijo y “los dos ladrones” (los retratos de Franco y Primo de Rivera), describe Bernúes.

florido_pensil©AntonioCastro_noticia1

Jugando a intercambiar sus papeles de niñas y adultas, interpelando al espectador, y metiéndose en la piel de alumnas, maestras, inspectoras de la Sección Femenina, o la criada que les enseña “las cosas de la vida”, las actrices ofrecen una mirada actual e irónica sobre esa formación que sólo distinguía dos tipos de mujeres: “las decentes (madres abnegadas y esposas sumisas), y las otras”, resume Gabilondo.

Aprender del pasado

La adaptación dramatúrgica, que firma Kike Díaz de Rada, reproduce textos y canciones de la época, como el título de la función, un fragmento del himno nacional de aquellos años (“fuiste de glorias florido pensil…”), y muestra cinco patrones sociológicos diferentes: “desde la ingenua chica de campo recién llegada a la gran ciudad, a la ‘pija’ de familia acomodada, o la hija del exiliado político con ideología más izquierdista”, explican los directores.

Su objetivo es ofrecer “un espacio de encuentro intergeneracional”, en el que los mayores compartan con los jóvenes “algo que incumbe a todos”. Pues, en opinión de Bernúes y Gabilondo, “muchos de los problemas de género que hoy sufrimos tienen su origen en aquella educación”. Por eso, nos proponen “sacudirnos esos comportamientos” a través del humor.

Te puede interesar:

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD