El Joglars recupera su clásico El Nacional

Recomponiendo a Rigoletto

Gema Fernández|
Actualizado el Lunes 29/08/2011
comparte
últimas noticias

Un teatro en decadencia, un viejo acomodador jubilado, una señora de la limpieza y varios indigentes son los impulsores de un nuevo Rigoletto en El Nacional, un clásico de Els Joglars que vuelve a las tablas 18 años después de su estreno.

Don Josep, un viejo acomodador de El Nacional, pretende devolver la vida a este gran teatro ahora abandonado. Y, para conseguirlo, reúne a la señora de la limpieza, conocedora de todas las arias operísticas, y a unos cuantos indigentes para que, a cambio de un techo bajo el que pernoctar, se conviertan en los actores y músicos que necesita para montar una nueva versión de Rigoletto, un personaje que para él representa la esencia del teatro, a pesar de que cree que la obra fue escrita por Shakespeare.

“Busca una vuelta a los orígenes del teatro del arte, un renacer de ese oficio de bufones, juglares y payasos, muy alejados de los actores histriónicos e intelectuales que degeneraron la profesión hasta convertirla en un arte para funcionarios”, sentencia Albert Boadella, director del montaje.

Antes y después

El Nacional se estrenó en 1993, estuvo un año en los escenarios, y fue galardonado con el Premio Nacional de Teatro, un reconocimiento al que Els Joglars renunció por considerar que se lo concedían por “una cuestión política”, dice Boadella.

Ésta es “una revisión” de ese clásico de la compañía, recuperado “por la actualidad de su temática”, apunta su director, y porque, en su opinión, “esta obra sintetiza los aspectos artísticos que caracterizan a la compañía (que cumple 50 años). A saber: sentido del humor para contar tragedias, espíritu satírico y crítico, los tintes poéticos en la historia, la intervención de la música, y la conexión con la realidad circundante”.

Eso sí, los que vieran la primera versión notarán que se ha añadido más música, de ahí que Boadella se atreva a calificar la obra como “musical”. La protagonista sigue siendo la soprano Begoña Alberdi, que regresa “con 18 años y 58 kilos menos”, bromea; y se incorpora como barítono Enrique Sánchez Ramos. Ramón Fontserè repite como el personaje que intenta devolver la vida al viejo teatro.

Se mantiene la misma sobria escenografía que entonces: retazos de viejos decorados en las paredes y velas por todas partes. Tampoco cambia la “sátira recubierta de poesía” de este espectáculo musical donde prima la lírica y la interpretación de los actores. Y del que, según Alberdi, disfrutarán tanto el público general, como los amantes de los musicales y de la ópera.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD