Rafael Amargo regresa con su Poeta en Nueva York

Gema Fernández|
Actualizado el Martes 22/07/2014
comparte
últimas noticias

Perseguido por la prensa rosa, y en ocasiones polémico por sus apariciones en televisión, el duende de Rafael Amargo no se apaga. Como le ocurre al buen vino, el bailarín y coreógrafo mejora con el tiempo, y su bulliciosa cabeza no deja de imaginar nuevos proyectos. Mientras espera mejores tiempos para ponerlos en marcha, vuelve a subir a los escenarios su exitoso Poeta en Nueva York.

Éxito seguro

¿Por qué retomas este montaje doce años después de su estreno?
Poeta en Nueva York marca un antes y un después en mi carrera. Con él no sólo afiancé el prestigio conseguido con Amargo y posicioné mi sello, sino que fue un éxito de crítica y público. Y vuelvo a retomarlo porque hay una generación que no lo ha visto, porque ya es un clásico en mi repertorio y los clásicos nunca mueren, y porque la situación económica no invita a arriesgarse con un nuevo montaje.

¿Cómo es Poeta en Nueva York?
Pivota sobre cuatro vértices, los mismos que refleja el libro de Lorca en el que se inspira: la llegada a la ciudad, que encuentra fría, rara (hay que tener en cuenta que hablamos del Nueva York del 29, en plena crisis bursátil); sus vacaciones en Vermont con su amigo Philip Cummings, que yo comparo en mi espectáculo con el norte de España, por el verde; cuando vuelve del campo a una ciudad que ya no le asusta, y a la que empieza a coger el gusto pese a las diferencias con la Andalucía profunda que él tanto ama. Y el cuarto es la huída de Nueva York, pasando por Cuba, para despedirse antes de enfrentarse a una España donde sabe que le espera la muerte.

amargo-noticia1
Algo más que paisanos

Lorca era granadino como tú, y ambos pasasteis una temporada en Nueva York. ¿Compartes más cosas con nuestro gran poeta?
Nacimos en el mismo pueblo, Valderrubio; de niños olimos los mismos aromas en la vega, en la chopera de la carretera de Valderrubio a Fuente Vaqueros… Y creo que aún compartimos muchas cosas más.

¿Tu visión de la Gran Manzana se parece a la suya?
Cuando viajé a Nueva York por primera vez me impresionó mucho, como a él, y entendí mejor la ciudad cuando a la vuelta leí Poeta en Nueva York. Eso fue lo que me hizo poner en marcha este proyecto, pese a que suponía un gran reto.

¿De dónde surge tu inspiración?
A la gente le gusta ver una historia sobre el escenario, y siempre intento contar una en mis producciones. Eso sí, desde mi personal visión de las cosas, y rodeándome de grandes profesionales en distintas disciplinas, porque esta cabecita mía no para de bullir. Tengo pendiente un espectáculo con percusión japonesa; Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García-Márquez; el Enramblao 3; y ¡Tierra!, de El Lebrijano con textos de Caballero Bonald. Todo es cuestión de tener dinero para financiarlos…

Te gusta fusionar disciplinas artísticas: fuiste pionero en la proyección de imágenes, has usado la estética de los videojuegos en un espectáculo, y pusiste a un grupo de magos de las bicis a hacer acrobacias sobre el escenario. ¿Con qué otros artistas te gustaría trabajar?
Con el grupo musical Antony and The Johnsons; con Isabel Coixet, Agustí Villaronga, con Axier Etxeandía, los Larrañaga, o algo de comedia con Antonia San Juan… Como verás, mis gustos son de lo más variado. Son personas que me gustan en distintos ámbitos, a las que admiro.

amargo-noticia2
El mundo por montera

¿Cómo te definirías?
Creo que no soy ni tan malo como muchos me pintan, ni tan bueno como dicen otros. Puedo parecer soberbio, pero me considero bastante humilde. Soy un tío que se busca la vida como buenamente puede, y al que muchas veces le gusta provocar. Yo me pongo el mundo por montera, y cuando me equivoco pido perdón.

¿Quisiste ser bailarín desde niño?
La realidad es que siempre quise ser actor, y me pagaba las clases de interpretación bailando en tablaos flamencos. Pero fui enganchando un trabajo tras otro como bailarín, y ahora me encanta, aunque la interpretación es una espinita que tengo clavada en el corazón y espero sacármela algún día.

¿Cómo te gustaría estrenarte?
Me encantaría que fuera en un teatro, con la obra de Alfredo Arias Tatuaje, sobre el encuentro ficticio de Eva Perón y Miguel de Molina, y dirigido por el propio autor, como ya hizo en Argentina. Pero tampoco estaría mal hacer una serie de televisión que explotase mi vis cómica.

¿Algún otro director al que le lanzarías ese reto?
Me encantan los trabajos de loes españoles Miguel del Arco y Eduardo Vasco, así como el del esloveno Tomaz Pandur, y me pondría sin dudarlo a las órdenes de José María Pou, Veronese o Tolcachir.

Poeta en Nueva York

Con un Premio Max como mejor intérprete masculino de danza (2003) y varios premios del público, Poeta en Nueva York es uno de los grandes éxitos que jalonan la carrera de Amargo, y supone el inicio de su colaboración con el director de cine Juan Estelrich.

Inspirado en el libro de Lorca que recoge las vivencias del poeta en la Gran Manzana en 1929, el montaje cuenta con la colaboración de Edith Salazar y Eduardo Cortés en la composición musical, y las voces de Marisa Paredes, Cayetana Guillén Cuervo y Joan Crosas recitando algunos de los poemas.

Ernesto Sábato, Mario Vargas Llosa y la actriz uruguaya China Zorrilla son algunos de los espectadores de lujo de esta función, que Amargo espera poder llevar a México por primera vez, haciendo escala en Nueva York y Miami.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Sólo para adultos El provocador one man show del monologuista y mago asturiano Karim ...
Pareja abierta, el musical Gabriel Olivares dirige una versión musical de la mítica obra de Darío Fo. En esta reflexión mordaz sobre el ...
PUBLICIDAD