Peculiaridades ‘made in Spain’

La Casa del Actor recupera El hotelito, de Gala, para recaudar fondos
Mara Recatero dirige a María Casal, María Garralón, Elena Martín, Bárbara Rey y Alejandra Torray
Gema Fernández / Foto: Mario Larrode|
Actualizado el Jueves 05/09/2013
comparte
últimas noticias

Con la idea de recaudar fondos para su causa, La Casa del Actor recupera El hotelito 28 años después de su estreno. Una historia de Antonio Gala protagonizada por mujeres, que, con humor y ternura, describe muy bien a los españoles y la realidad de este país.

Líos ‘de familia’

En palabras del autor, esta obra es “una historia española, con sus desvaríos, sus contradicciones, sus tópicos, sus maniqueísmos, sus miserias y sus deslumbramientos”.

Y es que celos, odio, avaricia, envidia, egoísmo, y afán de dominación son algunos de los conflictos que sobrevuelan las cabezas de las cinco primas que habitan este “moderno y confortable” hotel con 17 habitaciones, que acaban de poner a la venta para irse a vivir “cada una a un pisito”.

Ellas son Paloma, Montserrat, Carmiña, Rocío y Begoña; una madrileña, una catalana, una gallega, una andaluza y una vasca, que sirven al autor como símbolo para mostrar la convivencia entre las distintas regiones españolas.

Sus continuas peleas, sentimientos y recuerdos, aparecen íntimamente ligados a los problemas de convivencia existentes entre las comunidades autónomas, mostrando la realidad de nuestro país.

“Son una familia rara, contradictoria; con sus filias y sus fobias”, comenta Alejandra Torray, una de las protagonistas. Ella es Montse, ‘la catalana’. Un papel que –dice– no le ha costado mucho poner en pie, puesto que su familia procede de Cataluña y sabe lo que unos y otros piensan.

Su personaje está en permanente conflicto con Paloma, ‘la madrileña’, “una chuleta con mucha caradura y un poco abusona”, que “representa al resto de primas que faltan”, explica María Casal, la actriz que la interpreta.

La “más introvertida” de todas es ‘la vasca’, a quien da vida María Garralón, que confiesa que “le ha costado la vida” este papel, para el que ha tenido que aprender algunas frases en euskera, y que supone un personaje “con muchos problemas internos”.

Por contra, Elena Martín, que pese a ser alicantina y haberse criado en Madrid debe hablar con acento andaluz en la función, se ha quedado con el personaje “más mimado por Gala”, el de Rocío, la andaluza. En su opinión, lo difícil de la función ha sido “hablar en boca de una comunidad autónoma, porque representas los sentimientos y deseos de miles de personas”.

Encantada con su papel está Bárbara Rey, que regresa a la interpretación tras años de retiro actoral con ‘la gallega’ Carmiña, a quien describe como “un personaje muy dulce y desentendido de los problemas”, que le encanta “por su ternura”, y porque “se aleja mucho de la dureza con la que suelen asociarme”, sentencia.

Una buena causa

El montaje espera obtener el éxito de la primera versión, de 1985, cuando se estrenó a las órdenes de Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero, que ha salido de su retiro voluntario para dirigir de nuevo esta obra rehusando cobrar. En su opinión, “el texto es más actual que entonces”, aunque se ha reducido un poco en esta versión.

El “pequeño aquelarre” de actrices –como ellas mismas se denominan– dedica la función a la recientemente fallecida Julia Trujillo, motor de La Casa del Actor. Y recomiendan que “todos deberíamos visitar” este hotelito, porque en él “podemos disfrutar y aprender mucho de sus inquilinas”.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD