Interpreta el papel de Mateo

Pablo Puyol es el ‘guaperas’ en 40. El musical

Gema Fernández|
Actualizado el Lunes 11/01/2010
comparte
últimas noticias

Llegó a los escenarios por azar. Lo suyo era el voleibol y la biología, hasta que un amigo le invitó a participar en un taller de teatro y descubrió su verdadera vocación. Tenía entonces 18 años, y ahora la interpretación es su vida. Ya sea en cine, teatro o televisión, Pablo Puyol tiene claro que lo suyo es actuar. Desde octubre, se ha metido en el papel de Mateo en 40. El musical, un deportista guaperas que lo tiene todo, hasta que la suerte le da la espalda.

Pablo_Puyol_noticia

¿Cómo y cuándo te das cuenta de que lo tuyo es ser artista?
Un poco por azar. Con 18 años mi vida era el voleibol semiprofesional. Entrenaba 4 horas diarias y luego iba a clase. Pero un día un amigo me invitó a su taller de teatro, y lo pasé tan bien que ya no quise dejar de ir. Al final dejé el voleibol y la carrera de biología, y empecé las clases de arte dramático.

¿Y cómo es el momento en que le dices a tu familia eso de “mamá, quiero ser artista”?
Siempre me han apoyado mucho, y también lo hicieron en esto. Lo que ya no les hizo tanta gracia es cuando dije que dejaba Málaga y me marchaba a Madrid.

En “40. El musical”, interpretas a Mateo. ¿Cómo es tu personaje?
Es un egocéntrico, un ególatra, un egoísta. Está acostumbrado a que todo el mundo le baile el agua y a hacer y deshacer a su antojo. Aunque en el fondo tiene un gran corazón, pero debe romper la coraza que lo cubre, y que también oculta todas sus inseguridades.

mateo vs pablo

¿Pablo se parece en algo a él?
Nos parecemos en el amor por el deporte, en el sentido del humor, y en la alegría de vivir. Y también hay otras cosas que en mayor o menor medida están en ambos, como el egoísmo.

Mateo sufre un cambio radical al pasar al segundo acto. ¿Cómo te preparaste para enfrentarte a este reto?
Pasé muchas horas trabajando cómo moverme con la silla de ruedas, cómo subirme a ella. Quería saber cómo se sentía una persona condenada a vivir pegada a ella. Y la rabia y la impotencia que me invadieron son los sentimientos que he intentado trabajar en mi personaje.

Has trabajado en TV, cine y teatro. ¿Con qué te quedas?
Con los tres. Al teatro le tengo muchísimo cariño y es un trabajo que me encanta. La televisión ha sido mi escuela, y el ritmo al que se trabaja en este medio es muy divertido, porque cada día haces algo distinto. Y aunque en el cine se trabaja con mucha más calma, se mide todo al milímetro, también es muy bonito. Así que no puedo elegir. Donde me llamen, iré.

¿Y qué prefieres: cantar, bailar o interpretar?
Mi profesión es interpretar y disfruto muchísimo cantando. Bailar es algo que he tenido que hacer porque lo requería un papel, pero no soy bailarín.

¿Qué supone para ti interpretar canciones que forman parte de la cultura española?
Por un lado, mucha responsabilidad, porque son artistas consagradísimos los que han prestado sus canciones para este musical, y porque son canciones que todo el mundo conoce; y, por otro, el miedo a que el público no entienda que cada canción tiene un sentido dentro de la trama, dice algo del personaje.

La televisión te dio a conocer al gran público, ¿cómo llevas lo de ser famoso?
Estando en Un paso adelante, me planteé dejarlo todo y volver a Málaga, porque lo pasé muy mal. Llevaba cinco años trabajando en teatro, pero una vez se bajaba el telón, yo me iba a mi casa y nadie me conocía; sin embargo, después de dos meses de emisión de la serie, salir a la calle se convirtió en una odisea. Me cambió la vida por completo, me sentía observado todo el rato, no podía ir a cenar con mis amigos tranquilamente… Fue muy duro. Ahora, como llevo años sin salir en la tele, la cosa está mucho más tranquila.

el futuro

¿Cuáles son tus planes más inmediatos?
Una productora de Santander me ha ofrecido un guión muy bonito, pero con la crisis no tiene suficiente dinero para ponerlo en marcha, así que hemos creado la web www.queremoshacerunapeli.com, donde explicamos en qué consiste el proyecto. A través de ella, todo el mundo puede convertirse en productor de la película desde tan sólo 10 euros. Y, si todo sale bien, podríamos estar haciéndola para finales del verano de 2010.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD