La Cuadra de Sevilla presenta en Madrid Flamenco para Traviata

Ópera y flamenco unidos por la mano de Salvador Távora

Gema Fernández|
Actualizado el Miércoles 06/07/2011
comparte
últimas noticias

Amor, vida y muerte son los tres elementos presentes en el argumento de La traviata, de Verdi, que llamaron la atención de Salvador Távora cuando descubrió esta ópera en 1988. Le sedujo la música, el libreto, y enseguida supo que, tarde o temprano, se apoderaría de esta historia y de sus notas, y las confrontaría con el lenguaje específico de su tierra natal. El resultado es Flamenco para Traviata, un montaje estrenado en 2007 en Sevilla, que llega por primera vez a Madrid de la mano del Teatro Fernán Gómez.

flamenco para traviata

Violeta se enfrenta al padre de Alfredo.Josep Aznar

Los amantes

La historia de amor entre Violeta, la prostituta, y Alfredo, el señorito, truncada por la intervención del padre del joven, que se opone a la relación por razones de clase, se cuenta en esta función desde una perspectiva andaluza. Los protagonistas son bailaores –ella es Lalo Tejada y él, El Mistela–, pues, según Távora, “el baile era el vehículo ideal para expresar la seducción, el amor, la soledad, el desencanto, la tristeza, la vida y la muerte”. En cuanto al padre, frío y calculador, aparece a lomos de un caballo, “signo externo de poder”, explica el director.

Una bailarina de danza clásica, que simboliza la muerte, “pone el contrapunto lírico”. Mientras que dos cantaores –Ana Real y Javier Allende–, acompañados a la guitarra por Manuel Berraquero y Miguel Aragón, y en la percusión por Javier Prieto, expresan los sentimientos de los personajes. Y lo hacen a través del fandango, un tipo de cante muy peculiar, cuya libertad anárquica y creativa permite al cantaor expresar sin ataduras el sentir popular.

flamenco para traviata

Los amantes.Josep Aznar

Un homenaje

Se trata, al fin y al cabo, de contar y hacer sentir esta historia desde ese universo que Távora vivió en su niñez, “donde la personalidad triste y conmovedora de los cantaores y mujeres de la vida llenaba un espacio humanamente entrañable, y aparentemente insensible y despreciable en los círculos cultos de la pequeña burguesía andaluza”, apunta el artista. Y es que éste pretende ser “un homenaje para todos los cantaores que murieron tísicos y pobres y que nunca vieron en el cante un interés económico”, dice el director.

Así, el montaje se compone de 12 escenas, en las que el mundo lírico y el del flamenco se contraponen, y donde se han incluido los estilos de fandango de una docena de cantaores, como El Carbonerillo, Paco Toronjo, El Niño Gloria, Camarón, El Bizco Amate, Manolo Caracol o José Cepero, entre otros.

Todo ello acompañado de una “estética austera”, donde cobran importancia los colores blanco y rojo, y donde los intérpretes ocupan el escenario sin otro apoyo que su energía.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD