Helena Pimenta crea un nuevo lenguaje para Shakespeare

Macbeth se enfrenta a sus monstruos en 3D

ProgramaTe|
Actualizado el Lunes 12/12/2011
comparte
últimas noticias

Las brujas que atormentan a Macbeth; ésas que el mismo Albert Boadella, director de los Teatros del Canal, reconoce no haber entendido hasta ahora, aparecen en 3D en el último montaje de Helena Pimenta con Ur Teatro. La nueva directora de la Compañía de Teatro Clásico presenta la historia de este héroe clásico convertido en villano de una manera “muy personal”, y con “un lenguaje propio”.

José Tomé

Tomé es un Macbeth atormentado por los fantasmas de su cabeza.

La Gran Guerra

Para comenzar, la estética de este montaje nos traslada a la I Guerra Mundial. Soldados con guerreras, bayonetas y máscaras de gas, como en una pesadilla futurible, pueblan el escenario para transportarnos al año 1914, el del comienzo de la Gran Guerra. “La obra empieza y acaba en la guerra, como una metáfora del hombre en lucha consigo mismo y con los demás; de ahí la elección de este periodo para situar la acción”, comenta Pimenta. Quien apunta que también aparecen ciertos ‘toques’ medievales y del siglo XVIII en la función.

Pero el futuro más inmediato, la modernidad de este montaje, los encontramos en la utilización de las nuevas tecnologías como parte de la escenografía y de la historia. “No queríamos mostrar de forma expresa la violencia que destila esta función, porque ya está en la palabra, así que decidimos hacerlo a través del vídeo, que empleamos para explicar todo el submundo sobrenatural de la obra de Shakespeare; los malos instintos que movilizan a Macbeth y que sólo están en su cabeza; esas brujas que imagina y le llevan por malos derroteros”, explica la directora.

Los momentos álgidos del texto se apoyan, además, en la música, que supone “el contrapunto emocional”. La ópera de Verdi, Macbeth, interpretada por los 42 cantantes masculinos del Coro de Voces Graves de Madrid, representa el papel de “coro griego” que anuncia la tragedia en un plano moral.

La ambición

Y es que Macbeth “está convencido de que es el mejor guerrero, el más valiente. Por eso, cuando el rey abdica en su hijo, cree que es una injusticia, que quien debe subir al trono es él”, afirma Pimenta. Así, guiado por una ambición desmedida que su mujer alimenta, inicia su carrera de horror y muerte, de la que no podrá salir hasta la destrucción final.

Corrupción, deslealtad, amoralidad y ambición sin límites son ingredientes imprescindibles en este clásico en el que, sin embargo, “Helena ha conseguido romper con la rutina de las representaciones de las obras de Shakespeare, presentando un Macbeth insólito y bello, pese a sus reminiscencias gore”, dice Boadella.

Se encargan de ponerlo en escena José Tomé, como Macbeth, y Pepa Pedroche, como Lady Macbeth; además de Óscar Zafra, Javier Hernández-Simón, Tito Asorey, Belén de Santiago, y Anabel Maurín.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
El florido pensil Un tierno montaje sobre la enseñanza en tiempos de la dictadura
PUBLICIDAD