Lola Herrera y Héctor Alterio, pura ternura vitalista

Se unen por primera vez en un escenario para protagonizar En el estanque dorado
Gema Fernández / Fotos: Daniel Dicenta Herrera|
Actualizado el Martes 01/04/2014
comparte
últimas noticias

La actriz vallisoletana y el actor argentino se juntan por primera vez sobre un escenario para protagonizar En el estanque dorado, una obra profundamente vitalista, que habla de dos personas al final de su vida.

El estadounidense Ernest Thompson es el autor de esta pieza, que ha sido traducida a 30 idiomas, producida en más de 40 países de los cinco continentes, y que incluso tiene una oscarizada versión cinematográfica, que protagonizaron Katharine Hepburn, Henry y Jane Fonda.

No obstante, ésta es la primera vez que llega a los escenarios españoles. Y lo hace de la mano de la productora Pentación, con una versión de Emilio Hernández, y bajo la dirección de Magüi Mira.

Emoción en estado puro

“Es un texto que golpea la cabeza y el corazón”, asegura Mira, para quien “con Lola Herrera y Héctor Alterio la emoción está servida. La lágrima, la risa, y la belleza incontestable de ver a dos grandes por primera vez juntos en las tablas de los teatros de España”, explica.

Alterio, de 84 años, es Norman, un hombre que roza los 80 en la función; y Herrera, con 78, interpreta a Ethel, a punto de estrenarse como septuagenaria. Ellos son los Thayer, una pareja que emboca el tramo final de su vida en una sencilla casa a orillas de un lago, durante una visita estival de su hija Chelsea, su novio, y el hijo de éste.

Luz Valdenebro interpreta a la hija, y Camilo Rodríguez y Mariano Estudillo son, respectivamente, su prometido y su ‘hijastro’. Ella mantiene una tensa relación con su progenitor. Pero las tranquilas aguas de ese lago que los Thayer han elegido como lugar de retiro limpiarán todas las tensiones familiares gracias a la mediación materna, el verdadero pilar de este clan.

hector_alterio_lola_herrera
Amor duradero

“Ethel es una mujer fuerte, y vital por encima de todo, que está muy unida a Norman; le entiende y le acepta como es, aunque le jalea para que reaccione”, comenta Herrera. Mientras que Norman es, según Alterio, “un hombre muy accesible y directo, que se sirve de la sátira constante para esconder sus temores más profundos”.

Llevan mucho tiempo juntos, sin embargo, “son una pareja que no ha perdido el deseo”, afirma Alterio. “Les une una gran complicidad, un amor y un cariño inmensos. Tienen una relación conmovedora”, añade Herrera, a quien esta pareja le recuerda mucho a la que formaban sus padres.

Ambos actores aseguran estar “disfrutando muchísimo” de esta experiencia. Alterio apunta que esta función transforma el trabajo “en felicidad”, porque lo comparte con “unos compañeros que son una inyección de vitalidad, de experiencia, de talento y creatividad”. Y Herrera, por su parte, nos comenta que éste es un texto que “está lleno de cargas de profundidad, y la risa no la arrancan chistes fáciles ni gruesos, sino un humor inteligente”.

Cine vs teatro

Porque, pese a la imagen de melodrama edulcorado que todos los que hemos visto la película de Mark Rydell tenemos en la cabeza, esta obra es “una comedia inteligente, que tiene los suficientes ingredientes para entretener causando emoción, risa y comunicación con el público”, advierte Alterio.

El actor argentino es quien nos explica que, de hecho, el autor “nunca estuvo contento con las adaptaciones que de su texto se han hecho fuera del teatro”. Una opinión que Alterio comparte, pues opina que “la oferta del teatro es más profunda e incisiva. Hay emociones latentes y pellizcos de humor que la hacen más entretenida”.

Eso sí, en el teatro no se ve el espectacular lago utilizado en la gran pantalla. Aunque Mira asegura que se propone “emocionar al espectador” con esta historia sobre “la edad, el miedo, el amor, la soledad, y la lucha por la vida dentro de una familia”. Una historia con “una valiosa reflexión: el goce es posible a pesar del implacable paso del tiempo”.

De momento, su montaje, que se estrenó el pasado octubre en Zaragoza, acumula entradas agotadas y llenos absolutos en las cerca de 50 funciones que lleva a sus espaldas en distintas plazas del país. “Hemos pasado un invierno muy calentito, porque el público se ha enganchado a la función desde el primer momento y nos ha transmitido su calor allá por donde hemos pasado”, comenta Herrera.

¡¡¡Por fin juntos!!!

Aunque pueda parecer increíble, hasta ahora, las extensas carreras profesionales de Héctor Alterio y Lola Herrera sólo se habían cruzado una vez. Fue en 1978, durante el rodaje de la película Arriba Hazaña, de José María Gutiérrez Santos. “Se trató de una relación fugaz –explica Alterio–. Coincidimos en el coche que nos llevaba al rodaje, donde sólo compartimos una secuencia”.

Después cada uno ha llevado caminos separados, aunque a punto estuvieron de volver a cruzarse en el año 2000. “Habríamos podido trabajar juntos en la serie El grupo, pero no la dejaron crecer, y todo se quedó en un conato”, comenta Herrera.

Ahora, casi 35 años después de ese primer encuentro entre dos grandes de la interpretación, podemos disfrutar de ambos juntos en un escenario. Dos grandes que coinciden en afirmar que seguirán al pie del cañón “hasta que el cuerpo aguante”.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Sólo para adultos El provocador one man show del monologuista y mago asturiano Karim ...
Pareja abierta, el musical Gabriel Olivares dirige una versión musical de la mítica obra de Darío Fo. En esta reflexión mordaz sobre el ...
PUBLICIDAD