El Español estrena No me hagas daño, de Rafael Herrero

La voz de las maltratadas

Gema Fernández|
Actualizado el Viernes 11/11/2011
comparte
últimas noticias

El año 2010 se saldó con la negra cifra de 73 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en España, y, según la policía, sigue habiendo miles de casos que podrían terminar trágicamente. Es por eso que, a través de la obra No me hagas daño, el escritor Rafael Herrero ha querido poner su granito de arena en la lucha contra esta “lacra de la sociedad” dando voz a Luisa, un personaje imaginario, que nos cuenta su historia de dolor y angustia, y que pretende “que no nos olvidemos de las otras ‘Luisas’, las reales”, explica Herrero.

Kike–Diaz_de_rada_y_Maiken_Beitia

Luisa está totalmente enamorada de Raúl.Manuel Díaz de Rada

Luisa

Porque Luisa es el reflejo de todas esas mujeres que, pese a ser maltratadas por sus parejas, se sienten culpables de lo que les pasa, y mantienen una total dependencia de sus ‘torturadores’. De hecho, “la gran pregunta de este personaje es ¿por qué?: ¿Por qué no me di cuenta a tiempo, por qué no reaccioné, por qué no me marché antes con la niña…, por qué?”, relata Maiken Beitia, quien da vida a la protagonista.

Ella está casada con Raúl, un profesor universitario con gran prestigio académico, del que está totalmente enamorada y del que nadie sospecharía que la maltrata. “Es un maltratador cerebral, plenamente lúcido, que sabe elegir a sus víctimas con precisión, que llora, pero no con su mujer, sino en otros sitios, con otra gente”, explica el actor que lo encarna, Kike Díaz de Rada.

Las otras víctimas

Ambos tienen una hija, Paula (Olaia Gil), que ha abandonado el hogar huyendo del infierno que ha vivido desde que era muy niña.

Olaia_gil_y_Maiken_Beitia

Paula apoya a su madre.Manuel Díaz de Rada

La historia se completa con Nico, el mediador social que trata los problemas de la pareja protagonista, interpretado por Isidoro Fernández; y Charo (Sandra Ferrús), una joven colombiana que ha abandonado su familia y su país para comenzar una nueva vida en España, que conoce a Paula en un casting, y que acabará trabajando en la casa del maltratador cuando la pareja ya se ha separado, “porque Raúl sabe que a través suyo puede conocer el paradero de su mujer y su hija”, aclara Fernando Bernúes, el director.

Sin familia, sin recursos, sin papeles, Charo se convertirá en “el inicio de una nueva perversión por parte de Raúl”, porque –apunta el autor– “cuando una mujer perdona a su maltratador y evita que vaya a la cárcel, aunque ella consiga escapar, otra puede caer en sus garras”.

La denuncia

Para evitar que eso vuelva a ocurrir, para que cada vez resulte más fácil alzar la mano y decir que alguien está siendo maltratado, Herrero ha creado esta historia y la compañía Tantakka Teatroa la ha llevado a las tablas. Una historia valiente, que denuncia con dureza la cicatriz que la violencia doméstica supone para nuestra sociedad, y que espera mover una “marea imparable” que “devuelva la esperanza a las mujeres maltratadas, para que sientan que no están solas”, dice Herrero.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD