La quinqui que nos salvó la vida

La actriz María Hervás regresa al ambigú del Pavón Kamikaze con su proyecto “más personal”: Iphigenia en Vallecas
Gema Fernández / Foto: Merysu de Cock Buning|
Actualizado el Lunes 04/12/2017
comparte
últimas noticias

Ni estudia, ni trabaja. Ifi es una ‘nini’ sin un nivel cultural básico “porque no ha tenido acceso a la educación”. “Una ‘choni’” a la que en el barrio conocen por sus continuas borracheras y porque siempre anda “buscando gresca”. Alguien que “malvive gracias al dinero que le da su abuela”, que suele gastar en drogas para evadirse de la realidad.

“Tengo toda esta energía y ni una puta mierda que hacer con ella”, dice Ifi, un personaje que –según María Hervás– “no tiene filtro, ni le importa decir lo que piensa tal cual le pasa por la cabeza”. Pero su energía es tan “desbordante y arrolladora”, que la convierte en imprevisible, “una bomba de relojería” que “a veces puede resultar violenta”.

Ella es consciente de que no le importa a nadie, ni siquiera al exmilitar del que se ha enamorado, y está dispuesta a demostrar, a quien quiera escucharla, que “estamos en deuda con ella”.

Iphigenia en Vallecas es la versión que la propia Hervás ha hecho de la premiada Iphigenia in Splott, de Gary Owen. El dramaturgo galés partió del mito griego de la hija de Agamenón, obligada a sacrificarse por el esfuerzo bélico de su nación, empleándolo como excusa para hablar de las consecuencias de los recortes económicos en el barrio de Cardiff en el que vivió durante años.

Apuesta personal

Y, precisamente, el objetivo de la actriz madrileña es contar “de tú a tú” esta historia que “da voz a aquellos que son silenciados y que, paradójicamente, son los mismos de los que se sirven las sociedades actuales para construir ese llamado ‘estado de bienestar’ del que sólo disfrutan un sector de la población”.

Ella, que llegó a este título revisando textos del Festival de Edimburgo, se sintió inmediatamente atraída por este relato de una chica con la que comparte sus “orígenes de barrio”. Y se lanzó a producirla, tras traducirla y adaptarla para ubicarla en Madrid, con la dirección de Antonio Castro Guijosa, que también la acompaña en la producción.

La actriz asegura que no se ha metido en esto con ánimo de lucro, sino para “tomar el control” de su carrera y “no depender de otros”. Una línea que espera seguir en un futuro, creando y produciendo sus propios espectáculos. De momento, tiene en cartera una obra propia, Deseantes, con ocho personajes, que espera poder dirigir algún día.

Te puede interesar:

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD