Protagoniza la versión teatral de Wilt, el best seller de Tom Sharpe

Fernando Guillén Cuervo y su muñeca hinchable

Gema Fernández|
Actualizado el Miércoles 24/10/2012
comparte
últimas noticias

El actor catalán regresa a las tablas tras más de una década de retiro teatral con la versión escénica de Wilt, el disparatado best seller de Tom Sharpe, que pasa de las bibliotecas al teatro, gracias a la adaptación que han hecho José Antonio Vitoria y Garbi Losada de este libro que ha vendido más de 10 millones de ejemplares en todo el mundo.

Fernando Guillén Cuervo, Ana Milán, Ángel de Andrés, Koldo Losada y Aitziber Garmendia son los encargados de dar vida a las veintena de personajes que pasan por esta historia, en la que el escritor británico se ríe de todo y de todos.

El sarcasmo

“Nada escapa a la visión irónica de Sharpe. Ni el matrimonio, ni la educación, ni los ricos, ni los pobres, ni los estudiantes, ni los profesores, ni la policía, ni las amas de casa, ni el consumismo, ni las modas, ni los de derechas, ni los de izquierdas, ni los que no tienen ideología; ni siquiera la comida para perros, o el detergente para el inodoro se libran de su sarcasmo”, dice Losada, quien también dirige la función.

En esta historia, una muñeca hinchable sepultada en los cimientos de un edificio en construcción, es la causante de una surrealista investigación policial, que acusa a Henry Wilt, el protagonista, de haber asesinado a su esposa, cuando en realidad ella le ha abandonado para irse de viaje.

El proyecto, que ha sido producido al alimón por Ados Teatroa, Arequipa Producciones y Londra Producciones, lleva las “bendiciones” de Sharpe, según cuenta Guillén Cuervo, quien ha elegido esta función para volver a las tablas porque ésta es una de sus “novelas favoritas, una comedia muy divertida, llena de escenas absurdas y disparatadas, que esconden una corrosiva crítica a la sociedad”, explica.

Él da vida a Henry, a quien describe como “un perdedor muy cáustico. Frustrado porque es profesor suplente, cuando sueña con una plaza de titular, y casado con una inmadura fanática de la moda, a la que no aguanta”.

La función, que se ha construido a base de escenas cortas, emplea enormes pantallas para situarnos en las diferentes localizaciones, ofreciéndole “un aire de cómic”, dice Guillén Cuervo.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
El florido pensil Un tierno montaje sobre la enseñanza en tiempos de la dictadura
PUBLICIDAD