Es un paria en busca de la buena vida en Yo, el heredero

Ernesto Alterio quiere vivir del cuento

Gema Fernández|
Actualizado el Miércoles 28/09/2011
comparte
últimas noticias

Cuentan que el dramaturgo italiano Eduardo de Filippo se inspiró en un acontecimiento real que vivió en sus propias carnes para escribir Yo, el heredero; una obra que se estrena en Madrid de la mano del productor Andrea D’Odorico, bajo la batuta de Francesco Saponaro, y con un elenco de doce actores, entre los que se encuentran figuras de la talla de Ernesto Alterio o Concha Cuetos.

ernesto_alterio

Luis Malibrán

El extraño

Alterio es Ludovico Ribera, un misterioso personaje llegado allende los mares, que se presenta en casa de los Selciano –cuya matriarca interpreta Cuetos– para reclamar lo que considera su herencia: ser acogido por esta acaudalada familia napolitana, como lo fue su padre durante 37 años.

Con una actitud entre cómica y bufonesca, y reflexiva e irónica, Ludovico intentará desenmascarar la hipócrita bondad de la burguesía, corroyendo con su actitud “la fachada respetable y bien educada” de esta clase acomodada, apunta Saponaro, quien define la función como “una comedia amarga sobre la herencia y la caridad cristiana”. Una comedia al más puro estilo del autor napolitano, en la que no faltan la ironía y las sorpresas, y con la que Cuetos asegura “el público se va a reír mucho, pero también va a pensar”.

Su creador

Y es que De Filippo es capaz de extraer el punto humorístico a las situaciones más dramáticas. Pues, como apunta el director de esta función, “es un analista cáustico y feroz, irónico y descarado, que registra con precisión obsesiva las contradicciones y las paradojas del género humano, dándole la vuelta al sentido común detrás del cual se esconde una verdad que nunca resulta consoladora”.

¿Te atreves con este dilema moral?

Ernesto Alterio regresa a sus orígenes

Llevaba un par de años apartado del teatro –desde que protagonizara Edipo rey en el Festival de Mérida de 2008–, pero el personaje de Ludovico, protagonista de esta obra del dramaturgo italiano Eduardo de Filippo, le ha hecho volver a sus raíces profesionales… y familiares.

ernesto_alterio

Luis Malibrán

¿Qué te decidió a participar en este proyecto?
Me encantó la posibilidad de transitar por esta historia con un personaje lleno de matices, y muy atractivo por su complejidad. Me pareció un reto, y eso es algo que valoro mucho al aceptar un proyecto. Además, sentí que me llamaban mis raíces, porque mis abuelos eran italianos, vivían cerca de Nápoles, y desde muy pequeño he estado en contacto con esta cultura, el neorrealismo, y Eduardo de Filippo. Me acuerdo mucho de mi abuelo en los ensayos.

¿Cómo es tu personaje: Ludovico?
Alguien con una infancia tremenda. A los 4 años es abandonado por su padre; a los 6, la madre le deja con una portera; y con 8 años lo embarcan en un pesquero. Cuando consigue ahorrar algo de dinero, se compra un velero y decide viajar por todo el mundo. Y el día que regresa a Nápoles, su tierra natal, se encuentra con el funeral de su padre, al que ni siquiera recuerda. Es entonces cuando descubre que su padre ha vivido 37 años acogido en la casa de una familia adinerada. Y allí se presenta pretendiendo heredar el lugar que había ocupado su progenitor.

¿Qué te gusta más de este personaje?
Su humanidad, su dignidad, su sentido de la justicia; que se rige más por las leyes naturales que por las leyes de los hombres…

En las tablas

Vuelves al teatro después de unos años dedicado exclusivamente al cine. ¿Te prodigarás más en los escenarios a partir de ahora?
Ojalá. Empecé haciendo teatro, y siempre he sentido que mi faceta de actor pasa antes por las tablas que por el cine, aunque he hecho más cine que teatro. Sólo espero poder seguir en los escenarios.

De momento, ¿cuáles son tus próximos proyectos?
Este verano se estrenó la película Amigos, y aún tengo pendientes varios estrenos: El sueño de Iván, de Roberto Santiago; la coproducción argentino-española Infancia clandestina; y el filme La montaña rusa, de Emilio Martínez Lázaro, con Verónica Sánchez y Alberto San Juan. Y como todo está grabado ya, tengo tiempo de sobra para hacer teatro.…

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD