Se estrena como dramaturgo con Verano, dirigida por Tamzin Townsend

El thriller de Jorge Roelas

Ana Marzoa, Ruth Gabriel y Lidia Navarro componen el reparto
Gema Fernández // FOTOS: Enrique Cidoncha|
Actualizado el jueves 12/07/2012
comparte
últimas noticias

“Un thriller familiar; una historia de dobles vidas donde nada es lo que parece; con tres mujeres que viven a la sombra de la misma figura masculina”. Así define Jorge Roelas su primer texto dramático, que Tamzin Townsend se encarga de llevar a las tablas.

ana_marzoa, ruth_gabriel, lidia_navarro

Las protagonistas son Carmen (Ana Marzoa), Gabriela (Ruth Gabriel) y Gabi (Lidia Navarro), “tres mujeres insatisfechas y dependientes de la aprobación y el afecto de un mismo hombre, que ha marcado sus vidas”, dice Townsend.

Las dos primeras, Carmen y Gabriela, son madre e hija, con una relación “bastante tormentosa”, apunta Marzoa. Tienen una pequeña editorial, y esa tarde esperan la visita de Gabi, una joven que acaba de escribir su primera novela, a la que ha puesto por título Verano, pues “está basada en sus experiencias estivales con su padre”, explica Navarro, su intérprete.

“Gabi es una chica muy normal, casada y con un niño pequeño –describe la actriz–. Siente una gran pasión por la literatura, y se pone muy contenta cuando esta editorial le dice que quiere publicar su novela. Pero al acudir a la cita, se encuentra con algo que no esperaba”.

El hombre invisible

Y es que en esa reunión Gabi descubrirá el gran secreto de su padre. Un personaje que, sin aparecer en escena, se convierte en el protagonista de la trama. De ahí que la directora diga que se trata de “una obra de mujeres, que trata de un hombre”.

Ambición y deseo de poder y dinero; dos casas, dos relaciones conyugales paralelas, y dos hijas con el mismo nombre, son sólo algunos de los ‘trapos sucios’ que salen a la luz en la bochornosa tarde en la que transcurre la acción.

Secretos y mentiras

Una acción que se convierte en “un juego de trampas y mentiras, donde las sorpresas son constantes, los diálogos salvajes y las emociones se precipitan de tal forma que, en esa tarde, las tres mujeres desvelan sus más sucios secretos, muestran sus debilidades, abren sus heridas, y se encaran con el rencor que las ha hecho infelices”, apunta Roelas.

“Recuerdo que cuando estaba leyendo el libreto por primera vez, no me podía creer hasta dónde es capaz de llegar el ser humano”, menciona Gabriel. Quien reconoce que el texto la “atrapó inmediatamente”.

El mayor flechazo surgió, de hecho, con su personaje: Gabriel (como su apellido real), del que le atrajo que pareciese “el más cruel, ruin, y antipático”. Porque “enseguida me di cuenta de que todo eso provenía de un hambre de amor enorme. Gabriela necesita que la quieran, que le den su sitio, su espacio, e intenta conseguirlo a mordisco limpio, que es la única manera que conoce”, explica la actriz.

Carmen, su madre, también tiene su toque “maquiavélico”, indica Marzoa. “Es una mujer muy ambiciosa, con un matrimonio infeliz porque el marido siempre ha estado ausente, y frustrada por la nefasta relación que mantiene con su hija”, aclara.

En defensa de sus personajes, Roelas subraya “que no han tenido una vida emocionalmente fácil, y eso ha hecho que se conviertan en personas secas, duras, hirientes, sin miedo a decir cualquier barbaridad”.

Eso convierte la función en “un thriller de intriga, en el que no sabes quién está mintiendo. Una obra con muchas sorpresas y llena de emociones fuertes”, indica Townsend, la directora británica que ha intentado imprimir su humor inglés, “como válvula de escape en los momentos de máxima tensión”, apunta Gabriel.

El secreto

Tamzin Townsend ha elegido tres actrices para protagonizar la primera puesta en escena de la ópera prima teatral de Jorge Roelas. Sin embargo, el actor nos ha confesado que la escribió para ser protagonizada por dos hombres y una mujer. “Quería trabajar con Carlos Hipólito, que es como un hermano para mí; y empecé a trabajar en un texto en torno a la idea de los hijos legítimos y los ilegítimos, pensando en una madre que fuese interpretada por Julia Gutiérrez Caba, a quien admiro”, relata Roelas.

Los compromisos profesionales de los artistas no permitieron llevar a cabo el proyecto, y Roelas cree que ya son “demasiado mayores” para interpretar sus personajes. Por eso, cuando le propuesieron reescribir la obra para que fuese protagonizada por mujeres, se puso manos a la obra sin dudarlo.

“No tuve que cambiar muchas cosas. Prácticamente, me bastó con pasar los masculinos a femeninos”, dice el recién estrenado dramaturgo. No obstante, asegura que los diálogos y las situaciones “cobran mucha más fuerza al ser interpretados por actrices”.

Ahora, Roelas está montando su segundo corto, después de Paco, y trabaja junto a Juan Carlos Rubio para poner en pie el largometraje que han escrito al alimón.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
  • VALORACIÓN:
    AburridaPoco InteresanteInteresanteMuy InteresanteImprescindible
  • VALORACIÓN:
    AburridaPoco InteresanteInteresanteMuy InteresanteImprescindible
PUBLICIDAD