‘El Monaguillo’ se estrena
como cuarentón en crisis

Protagoniza La curva de la felicidad junto a Jesús Cisneros, Antonio Vico
y Josu Ormaetxe
Gema Fernández / Fotos: Antonio Castro|
Actualizado el Miércoles 18/06/2014
comparte
últimas noticias

No hay ni rastro de barriguita en el cuerpo de Sergio Fernández ‘El Monaguillo’, pero eso no ha impedido que se meta en la piel de Quino, el cuarentón con problemas económicos y maritales que protagoniza La curva de la felicidad, una comedia sobre la crisis masculina de los cuarenta escrita por Eduardo Galán y Pedro Gómez, que Descalzos Producciones retoma una década después de su estreno con la dirección de Josu Ormaetxe.

Pura ternura

“Quino es un personaje tierno y vulnerable; un poco inseguro e hipocondríaco, que se pasa toda la función intentando sobrellevar lo que le pasa, y aguantando a tres personajes que sólo quieren aprovecharse de él”, explica El Monaguillo.

Y es que a Quino acaba de dejarle su mujer “por gordo y por calvo”, dice que le dijo al marcharse de casa; y tiene que enfrentarse a la venta de la vivienda común, y a la búsqueda de un apartamento en el que pasar sus nuevas noches solitarias.

Entre los interesados en comprarle la casa conyugal: el encargado de mudar las pertenencias de su mujer, un psicólogo, y su jefe y amigo, interpretados por Jesús Cisneros, Antonio Vico y Josu Ormaetxe.

Todos ellos “hombres frágiles, indecisos e inseguros, que provocan la risa del público porque dicen lo contrario de lo que sienten, y presumen de una fortaleza emocional de la que carecen”, afirman los autores.

Personajes que, poco a poco, irán mostrando su cara más humana, su ternura y su tremenda soledad, y “acabarán conquistando a los espectadores”. A ellos porque “se sentirán identificados”, y a ellas porque “reirán cómplices viendo reflejados a los hombres de su entorno”, asegura Cisneros.

Una nueva faceta


Su paso por el programa de televisión ¡A bailar! le ha dejado “un cuerpo de escándalo”, comenta El Monaguillo, pero ha sido su carácter “divertido y bonachón” lo que le ha valido este papel protagonista, que supone su primera incursión en una obra de teatro.

Curtido en el arte del mónologo, y todo un experto en temas de improvisación gracias a su programa radiofónico, Sergio Fernández confiesa que “tenía muchas ganas de vivir un personaje teatral; me lo pedía el cuerpo”. Sólo espera que el público “descubra esta nueva faceta y se divierta conmigo”.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
El florido pensil Un tierno montaje sobre la enseñanza en tiempos de la dictadura
PUBLICIDAD