Fusión de danza y teatro para esta adaptación de Sergi Belbel

El baile: un duelo entre madre e hija

Programate|
Actualizado el Jueves 14/01/2010
comparte
últimas noticias

Basándose en la novela El baile, de Irene Némirovsky, el dramaturgo catalán Sergi Belbel ha construido un espectáculo que mezcla danza y teatro. Un duelo de lenguajes: la palabra contra el movimiento, pero también un duelo de personajes que coloca en el escenario a tres únicas intérpretes: Anna Lizarán, Sol Picó y Francesca Piñón.

El baile

Anna Lizarán y Sol Picó, madre e hija en la función.

tres actrices

Este trío de mujeres da vida a la familia Kampf, unos nuevos ricos que quieren entrar en la alta sociedad parisiense de finales de los años veinte. Para conseguirlo, organizan un gran baile que la hija adolescente del matrimonio -Antoinette (Sol Picó)- espera se convierta en su presentación oficial en el mundo adulto. Sin embargo, su madre (Anna Lizarán) le prohibe que asista, y la niña intentará vengarse arrojando las invitaciones al río Sena.

“La señora Kampf es una mujer odiosa, que no ha sido amada nunca y cuya única obsesión es el dinero. Tiene a su hija mortificada, porque no quiere que le haga sombra. Ella quiere ser la protagonista absoluta”, explica Lizarán.

La actriz catalana es la ‘culpable’ de que este espectáculo se haya hecho realidad. Ella fue quien le regaló el libro a Belbel: “Me hizo leer esta extraordinaria novela, y me hizo comprender que era fácilmente dramatizable para ser vista sobre un escenario”, cuenta el propio director. La idea de que la hija fuera una bailarina surgió posteriormente, cuando la propia Picó le comunicó sus ganas de participar en un espectáculo teatral.

Sol Picó

La danza es esencial en la obra.

retos

Así, a sus 40 años, Sol Picó traspasa su habitual trabajo como bailarina para componer una fantasiosa adolescente de 14 años desconcertada ante el mundo de los adultos, y cuyos monólogos interiores, habituales en el libro, se expresan en el escenario a través del movimiento. Mientras tanto, Francesca Piñón se multiplica en tres personajes (Monsieur Kampf, marido y padre, respectivamente, de las dos protagonistas; Miss Betty, la institutriz; y Mademoiselle Isabelle, la profesora de piano.

El montaje, que puede verse en el Teatro Valle-Inclán hasta el 14 de febrero supone una mirada crítica y ácida sobre la frivolidad, sobre la presunción de los nuevos ricos, sobre los estragos de la edad. Un diálogo mordaz y divertido engancha al espectador desde los primeros minutos.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD