Billy Elliot, el niño que levanta pasiones

Llega a Madrid el musical que lleva once años en cartel en Londres
y cuatro en Nueva York
Gema Fernández / Fotos: Javier Naval|
Actualizado el Jueves 05/10/2017
comparte
últimas noticias

SOM Produce trae a Madrid Billy Elliot, uno de los musicales más aclamados en Londres y Nueva York, basado en la película homónima de 2000 y con una banda sonora original que firma Elton John.

En versión musical o cinematográfica, la de Billy Elliot es una historia de superación individual que ha emocionado, seducido e inspirado a millones de espectadores.

Uno de los primeros en confesar su pasión por ella fue Sir Elton John, que propuso a los creadores de la película convertirla en un musical. De hecho, el espectáculo estrenado en el West End londinense en mayo de 2005 fue dirigido por Stephen Daldry, y el libreto y las letras llevan la firma de Lee Hall, guionista del filme.

billy_elliot@javiernaval–noticia1

El ‘efecto Billy’

El madrileño David Serrano, responsable de la primera versión española de este musical, es otro de los que no puede ocultar su debilidad por esta “obra maestra”, que le ofrecieron dirigir hace dos años. Una oferta que no pudo rechazar, incluso “sabiendo que iba a ser un gran lío” por la cantidad de niños que iban a necesitar. “Es el mejor musical estrenado en los últimos 25 años y, dirigirlo, la mejor oferta que me han hecho en la vida. Imposible decir que no”, sentencia.

Tampoco se lo pensó dos veces el actor Carlos Hipólito cuando en abril de 2016 le dijeron que le querían para interpretar al padre de Billy. “Organicé toda mi agenda para poder estar en este proyecto”, nos cuenta quien está encantado de participar en el que es su “musical favorito”, y el tercero en el que trabaja tras Follies y Sonrisas y lágrimas.

billy_elliot@javiernaval–noticia

Más difícil lo tuvo su compañera en La mentira hasta hace unos meses. Natalia Millán sólo ha podido subirse al carro de este espectáculo gracias a la “generosidad” de los productores de su anterior montaje, que han decidido pararlo para que ella aproveche esta oportunidad. Ahora, se muestra “entusiasmada” con el proyecto y “encantada” de poder, por fin, “trabajar en un musical con Hipólito”.

Ellos son sólo dos del centenar de artistas, entre niños, niñas, actores, bailarines y músicos, que trabajan en Billy Elliot, el musical, la historia de un joven nacido en una ciudad inglesa donde los hombres trabajan en la mina, y sus hijos practican boxeo, algo muy distinto a lo que a Billy le apasiona: la danza, un sueño por el que luchará con férrea determinación.

Y si unas zapatillas de ballet son las culpables de ponerle en contra a familia y vecinos, su pasión y el deseo de conseguir ese sueño acabarán con los estereotipos y prejuicios de todo un pueblo, volverán a unir a su familia, y devolverán la fe a una comunidad devastada por el convulso final de la industria minera británica.

Los elegidos


Jamie Bell, el actor que dio vida a Billy Elliot en la película, confesó en su momento que se sentía totalmente identificado con el personaje, porque sufrió bullying en la escuela por acudir a clases de ballet. Él fue el primero en dar vida a este muchacho con un sueño, a priori, imposible; le siguieron los Billys del musical, entre los que se cuentan rostros tan conocidos como el de Dean-Charles Chapman, el actor que da vida a Tommen Lannister en la serie Juego de Tronos.

En España, los primeros elegidos han sido Pablo Bravo, Pau Gimeno, Cristian López, Miguel Millán, Óscar Pérez y Diego Rey, seis niños “muy especiales”, que han debido demostrar su “constancia y fortaleza mental y física”. Y es que, sobre el escenario, deben manejar la comedia, el drama y la ira, además de cantar, bailar y hacer acrobacias. Algo para lo que se han preparado en una escuela creada especialmente para ellos, trabajando cuatro horas diarias durante año y medio. Y todo eso sin dejar de lado sus estudios. ¡Ahí es nada!

Pero los niños crecen y, como algunos de los elegidos ya empiezan a sufrir los primeros cambios de voz, la escuela sigue en funcionamiento para formar a futuros Billys, así como al resto del elenco infantil que les acompaña. Y, si se cumplen los deseos de David Serrano, su futuro en el mundo de la interpretación está asegurado más allá de esta producción, pues el director sueña con “montar una compañía de teatro con ellos, para seguir trabajando juntos después de esto”.

Te puede interesar:

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
Solitudes La compañía Kulunka Teatro presenta "Solitudes", su segundo montaje ...
PUBLICIDAD