El Fernán Gómez estrena en España El cordero de ojos azules

Belleza en tiempos de peste

Con Leonor Manso, Carlos Belloso y Guillermo Berthold
ProgramaTe|
Actualizado el Martes 17/01/2012
comparte
últimas noticias

La belleza, el arte, la sexualidad y la religión son algunos de los temas que enfrentan a los dos protagonistas de El cordero de ojos azules, la obra del argentino Gonzalo Demaría que comienza en el Teatro Fernán Gómez su gira europea, tras el éxito obtenido al otro lado del ‘charco’.

leonor manso_carlos belloso

El humor también está presente en la función.Carlos Furman

El encargo

La obra nos traslada al Buenos Aires de 1871, infectado por una epidemia de fiebre amarilla que asola la ciudad. Atrincherados en la catedral, dos personajes antagónicos se esconden de la muerte. Se trata de un pintor homosexual sin inspiración desde hace siete años; y una mujer de origen africano, apodada ‘la canonesa’ porque en otro tiempo fue la amante del canónigo. Él (Carlos Belloso) debe pintar una imagen de Santa Lucía, y ella (Leonor Manso) custodiar que se cumpla el encargo.

Pero llevar a buen término esta misión resulta una tarea difícil. A la falta de inspiración del artista, se suma la escasez de modelos –o son presa de la peste, o huyen lejos de la enfermedad–. Para solucionar el problema, la canonesa se ofrece a posar para el cuadro, pese a su fealdad.

La sexualidad

Las cosas se complican con la aparición en el lugar de un tercer personaje, que hará que estalle el conflicto latente entre los dos protagonistas. Se trata de un joven enigmático, encarnado por Guillermo Berthold, que se expresa sólo gestualmente, y que, según Demaría, “tiene algo de mártir, algo de loco, y algo de asesino”. “Él carga con un fantasma y despierta el de los otros al entrar en la catedral”, explica Berthold.

Aunque este joven también es capaz de “despertar la inspiración” en el pintor, quien cree ver en el rostro del joven la imagen de San Sebastián, aquel que salvó a Milán de una plaga similar a la que ellos viven ahora. Por eso piensa que, si lo emplea de modelo, quizá ocurra lo mismo en la ciudad que ahora pisa. Además, se siente atraído por él, “lo erotiza”, y eso es algo que no le gusta a la canonesa. Y es que “en esta obra, la sexualidad está muy presente en todos los personajes”, afirma el autor.

Sin embargo, se trata de sexualidades muy distintas. Por ejemplo, “la baronesa practica una sexualidad pagana, se nota hasta en la forma de andar, de mover sus caderas. Mientras que la del pintor es una sexualidad mística. Ni siquiera llega a tocar al joven”, explica Demaría.

Dirigida por Luciano Cáceres, la obra incorpora “teatro de género, melodrama y también tiene algo de thriller”, apunta el dramaturgo.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD