Batallando contra el olvido

Kulunka Teatro se sumerge en el alzheimer a través del teatro de máscaras
Gema Fernández|
Actualizado el Jueves 09/01/2014
comparte
últimas noticias

Tras recorrer tres continentes y acumular varios premios, Kulunka Teatro regresa a Madrid con André y Dorine, un montaje que escenifica la lucha contra el alzheimer.

Él escribe a maquina, mientras ella toca el violonchelo, pero ya no van acompasados. Son André y Dorine, una pareja de ancianos que ha caído en la desidia provocada por la rutina. Y lo que antaño despertaba la pasión del uno por el otro, hoy en día se ha convertido en indiferencia, o incluso motivo de discusión.

El monstruo

Hasta que en sus vidas irrumpe el alzheimer, un monstruo que poco a poco va devorando los recuerdos de Dorine, quien le pide a su esposo, escritor, que los escriba para poder retenerlos para siempre, iniciando así un viaje a través de la memoria, a través de su historia de amor.

Dirigidos por Iñaki Rikarte, los actores José Dault, Garbiñe Insausti y Edu Cárcamo dan vida a más de una quincena de personajes sin hablar, y ‘escondidos’ tras máscaras.

“Nadie pronuncia una sola palabra, pero la obra es todo lo opuesto a muda o inexpresiva: las máscaras imponen su poesía visual, y los objetos se han convertido en el texto del espectáculo; gracias a ellos, los actores pueden dialogar”, mientras que la música, compuesta por el ronlalero Yayo Cáceres, “es el corazón de la función”, dice Rikarte.

Un espectáculo “sin fronteras”, que emociona y divierte. Un montaje que “sólo sugiere; es el público el que imagina y realiza un viaje íntimo y personal”, afirma el director.

Amor en la vejez

El alzheimer no estaba en los planes de Kulunka Teatro cuando se pusieron manos a la obra con esta función. “Queríamos contar una historia de amor en la vejez basándonos en la relación vivida por el filósofo francés André Gorz y su esposa Dorine, que acabaron suicidándose juntos en su casa de campo porque ella estaba enferma y él no estaba dispuesto a quedarse viudo”, explica Garbiñe Insausti, la única fémina de la compañía.

De hecho, Gorz escribió en su último libro, Carta a D. Historia de un amor (2006), los detalles de un acuerdo conyugal en el umbral del cementerio: “Ambos desearíamos no sobrevivir a la muerte del otro. Nos hemos dicho que si tuviéramos otra vida quisiéramos pasarla juntos”. Y en esta mundo vivieron 60 años de amor, después de conocerse en un baile el 23 de octubre de 1947.

Pero en André y Dorine no queda nada de esa historia de amor, salvo los nombres de los protagonistas. “Fue la semilla, lo que nos motivó, pero después hemos construido nuestra propia historia”, comenta Insausti. Una historia en la que la enfermedad del olvido, el alzheimer, cobra un papel protagonista.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
El florido pensil Un tierno montaje sobre la enseñanza en tiempos de la dictadura
PUBLICIDAD