Aritmética amorosa

Daniel Guzmán, Miren Ibarguren, María Castro y Álex Barahona intercambian parejas en Dos más dos, un título que da el salto del cine al teatro
Gema Fernández / Fotos: Antonio Castro|
Actualizado el Viernes 07/07/2017
comparte
últimas noticias

¿Tendrías una aventura en pareja con tus mejores amigos? Ésa es la pregunta que desde el escenario lanzan Daniel Guzmán, Miren Ibarguren, María Castro y Álex Barahona en Dos más dos, la versión teatral de una de las películas argentinas más taquilleras, que aterriza en Madrid gracias a David Serrano.

Él fue quien descubrió la cinta cuando vivía en Argentina, e inmediatamente vio en este guión, escrito por Daniel Cúparo y Juan Vera, un nuevo proyecto teatral. “Tenía los ingredientes fundamentales de una buena comedia: diálogos ingeniosos y situaciones divertidísimas. Pero lo que más me gustó fue la hondura que escondían los personajes protagonistas. Y pensé en una función para cuatro actores”, explica. Así que se hizo con los derechos.

De eso hace ya casi cinco años, pero sus numerosos compromisos no le habían permitido poner en marcha este proyecto, que ahora ve la luz en una adaptación que dirige el propio Serrano junto a Maite Pérez Astorga, y que firman ambos y Olga Iglesias.

Los directores, que confiesan haber “reído mucho con la película”, advierten, no obstante, de que, entre risa y risa, la obra trata “temas universales” que a ambos les interesan mucho.

dos_por_dos©AntonioCastro_2017_noticia

Según enumeran los distintos miembros de la compañía, la función habla de “sexo, deseo, pasión”; “de la amistad y la lealtad, de los celos, de la competitividad entre amigos”; “de las diferentes formas de ver y vivir la pareja, del miedo a perderla o dejar de gustarla; de los inconvenientes y peligros de la rutina”…

Todo ello “sin moralinas”, y “en clave de comedia”. A través de la historia de dos parejas de amigos en torno a los cuarenta, a los que parece que la vida les sonríe personal y profesionalmente, hasta que una atrevida propuesta en una noche de celebración da un vuelco a sus vidas.

Intercambio de parejas

Y es que Tomás (Barahona) y Silvia (Castro), que disfrutan de una química envidiable, confiesan a Adrián (Guzmán) y Julieta (Ibarguren), enredados en la rutina de un matrimonio con un hijo preadolescente, que su secreto es el intercambio de parejas, y les proponen compartir esa práctica con ellos.

La confesión desestabiliza por completo al matrimonio, porque Julieta está dispuesta a probarlo para recuperar “la chispa” que han perdido, pero Adrián es reticente. Y lo que ninguno imagina es las consecuencias que esto puede tener…

dos_por_dos©AntonioCastro_2017_noticia1

Parejas y amigos


DANIEL GUZMÁN Y MIREN IBARGUREN
Son Adrián y Julieta, un matrimonio consolidado con un hijo preadolescente. Él es un arquitecto de éxito, que entrará en “una espiral de agobio, inseguridad y contradicciones” con la propuesta swinger de sus amigos, que su mujer, “aburrida de la monotonía marital”, está dispuesta a aceptar. Y de la firme resistencia de él a ampliar sus horizontes sexuales surgirán numerosas situaciones divertidas, según explican los actores.

En lo personal, Ibarguren dice compartir con su personaje “el temor al aburrimiento”, mientras que Guzmán tiene en común con Adrián “la ingenuidad, cierta inocencia, su capacidad de trabajo, la pasión por su oficio, el valor que da a la amistad y su inseguridad en algunas cuestiones”.

MARÍA CASTRO Y ÁLEX BARAHONA
Son Silvia y Tomás. No están casados, pero mantienen una relación de pareja envidiable gracias a la práctica swinger. Ella, “desinhibida, pizpireta, segura de sí misma y amante del disfrute”, como explica la actriz, esta “profundamente enamorada” de Tomás, “un seductor nato” y “muy pasional”, socio de Adrián en el estudio de arquitectura y grandes amigos desde hace años.

En lo personal, Castro se confiesa tan “pizpireta y extrovertida” como su personaje, y aunque le gusta disfrutar de la vida como a Silvia, dice que en el plano íntimo es “más tradicional” que ella.

Barahona, por su parte, asegura que comparte más bien “poco” con Tomás, de quien dice puede “aprender”. Él siempre tuvo claro que diría “no” a un intercambio de parejas, pero después de interpretar a Tomás no lo tiene tan claro…

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
El florido pensil Un tierno montaje sobre la enseñanza en tiempos de la dictadura
PUBLICIDAD