Ancianos justicieros

Blanca Portillo lleva a las ‘tablas’ La avería, un cuento de Dürrenmatt
Gema Fernández / Fotos: Son Aoujil|
Actualizado el Miércoles 13/04/2011
comparte
últimas noticias

Cinco ancianos retirados se reúnen cada semana para revivir sus antiguas profesiones, e impartir justicia… su justicia, en las Naves del Español.

Todo comienza cuando Alfredo Traps (José Luis García Pérez), un brillante comercial de una firma textil, sufre una avería en su coche, y se ve obligado a aceptar la hospitalidad de un anciano caballero que vive solo con su ama de llaves en una casa perdida en medio de la nada.

Esa noche, el anfitrión celebra una cena con algunos amigos, a la que amablemente invita al recién llegado. La más que vetusta edad de los convidados (todos son octogenarios) no augura una noche especialmente divertida para Traps, hasta que le ofrecen participar en un inquietante juego, y él acepta.

El juego

Y es que este particular grupo de ancianos tiene por costumbre reunirse cada semana “para ejercer sus antiguas profesiones, de las que han sido relegados hace tiempo”, apunta Blanca Portillo, directora y productora del montaje. Todos ellos se han dedicado de alguna manera a aplicar la ley, “y ahora que la sociedad les ha expulsado, deciden impartir justicia… su justicia”, explica Portillo.

Así, reproducen una sesión judicial en la que no falta detalle. Hay un fiscal, Zorn, “un hombre muy ilustrado, enamorado del amor, y a quien la soledad hace sufrir”, detalla Asier Etxeandia, su intérprete; un abogado defensor, Kummer, interpretado por José Luis Torrijo; un juez, que no es nada menos que el dueño de la casa, y para quien “la justicia es lo más importante, por encima de parentescos, del amor, o de cualquier otra cosa”, comenta su intérprete, Daniel Grao; y, un verdugo, a quien da vida Fernando Soto. El ‘toque’ femenino lo ‘pone’ Emma Suárez en su papel de mademoiselle Simone, el ama de llaves.

Pero, ¿quién es el reo en este improvisado tribunal?

Ese papel queda relegado al recién llegado, Traps, un hombre que “no tiene ni una multa de tráfico y que, en principio, se considera totalmente inocente a los ojos de la ley”, reseña Portillo. Pero a lo largo de esa noche “se dará cuenta de sus culpas y tomará conciencia de la responsabilidad sobre sus actos”, añade. Unos actos que, pese a no estar penados por la ley, sí merecen la atención de este vetusto grupo con una particular visión de la justicia.

El castigo

Porque, en su ciega búsqueda del éxito, Traps ha dejado atrás afectos, amigos, su honestidad y su moral, y este juez no está dispuesto a dejar que salga impune. Como aclara Grao, su personaje “no cree en el perdón, sino en pagar por los errores cometidos”, y ante tal determinación, de poco sirven los esfuerzos de un abogado por defender al acusado…

El montaje plantea así un inquietante debate sobre un tema muy actual: la diferencia entre ley y justicia. Pero también analiza nuestra sociedad, mostrándonos con mordacidad “un mundo que exige ganadores y arrincona a los perdedores, donde se palpa una pérdida paulatina de valores como la solidaridad o el respeto, y donde se premia la ambición, la falta de escrúpulos y la competitividad”, señala Portillo.

La avería es “un viaje ácido, crítico, irónico y, por momentos trágico, hacia las profundidades del hombre y de la sociedad que nos ha tocado vivir”, dice la directora. ¿Formarás parte del juego?

Un sueño hecho realidad

De la pasión de Blanca Portillo por la lectura (se declara “una gran devoradora de libros”) surgió la idea de adaptar este cuento del suizo Friedrich Dürrenmatt al teatro. Una idea que Fernando Sansegundo se encargó de hacer realidad escrita, y que los actores Emma Suárez, José Luis García-Pérez, Daniel Grao, Fernando Soto, Asier Etxeandia y José Luis Torrijo han convertido en función.

la averia

Parte de la ‘familia’ de La avería.

“El cuento cayó en mis manos hace 15 ó 16 años, y me pareció una historia muy valiente, me enamoraron su punzante sentido del humor, los temas que aborda, y los personajes. Desde el primer momento vi una pieza teatral revulsiva, inquietante, que lleva a reflexionar sobre el mundo que estamos construyendo… y no lo dudé”, reconoce la actriz.

Desde entonces, han sido varias las veces que ha intentado poner en marcha este proyecto, que por fin se ha hecho realidad. Ahora, Portillo se siente “muy orgullosa” de su apuesta, aunque al principio pareciese arriesgada, y asegura que el resultado “ha superado con creces mis expectativas. Es un sueño hecho realidad”.

Y en ese sueño cumplido han tenido mucho que ver todos los que han ayudado a poner en marcha el montaje, un equipo al que llama “familia”.

No se han encontrado fichas para esta cartelera.

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
El florido pensil Un tierno montaje sobre la enseñanza en tiempos de la dictadura
PUBLICIDAD