Ana Belén se enfrenta a su segundo Nobel en el escenario

Interpreta Kathie y el hipopótamo, de Vargas Llosa, junto a Ginés García Millán
Gema Fernández / Fotos: Antonio Castro|
Actualizado el Martes 19/11/2013
comparte
últimas noticias

Cantante y actriz de prestigio internacional, en sus más de cuatro décadas de profesión artística, Ana Belén se ha enfrentado a grandes clásicos, como Cervantes, Tirso de Molina, Shakespeare, Molière, Lope de Vega, Zorrilla, Chéjov y hasta Eurípides, dando vida a su Electra en el pasado Festival de Mérida. Ahora protagoniza Kathie y el hipopótamo, la segunda obra de Mario Vargas Llosa que pone en pie el Teatro Español tras La Chunga, y el segundo Premio Nobel de Literatura al que se enfrenta la artista después de Gabriel García Márquez y su Diatriba de amor contra un hombre sentado (2004).

Un reto imposible de rechazar

¿Qué te sedujo del proyecto?
Era un reto para mí, y los retos me gustan, me estimulan. Ésta es una obra que apenas se ha representado, y es la primera vez que se hace en España. Yo no la había leído, así que, cuando Magüi Mira (la directora) me llamó para proponerme el papel, me hice con el texto, y me encantó, porque es muy divertido y tiene un juego escénico que exige mucho a los actores, por lo que no dudé en decir que sí.

Háblame de Kathie, tu personaje.
Es una mujer de la alta burguesía con veleidades de escritora. Así que contrata a un escribiente para que escriba el libro con los recuerdos que ella tiene de los viajes que ha hecho por todo el mundo. La función narra su relación con él, con los recuerdos que de repente irrumpen en la mente de uno y otro, y con las frustraciones y deseos no cumplidos que brotan de una manera inteligentemente divertida. Toda la función es un juego en diferentes planos y en clave de comedia.

Polos opuestos

¿Cómo te has acercado a ella?
Ha sido difícil pero divertido. Me lo paso muy bien con Kathie. La entiendo, pero también la detesto por momentos. Es una mujer que es muchas a la vez, como cualquiera de nosotros podríamos ser, pero es muy diferente a mí, casi diría que somos totalmente opuestas, y por eso me resulta tan divertido interpretarla. No obstante, siempre que me acerco a un personaje, lo hago con humildad y confiando en el director, que es quien sabe lo que quiere y está ahí para dar forma al proyecto y ayudar a los actores.

¿Y cómo han sido los ensayos?
Complicados, pero lo hemos pasado bien. Esta función es como un caleidoscopio; todos los personajes son muy poliédricos, tienen muchas aristas, y se mueven en diferentes planos: el real, el del recuerdo, y el que les impone la imaginación. Es un montaje que exige muchísimo. Además, hemos tenido que bailar y cantar, porque hay un poco de todo eso en la función, y encajarlo en ella y que fluya de una manera natural ha sido difícil. Pero todos nos hemos entendido muy bien, y eso es algo básico para mí. Yo no soy una actriz a la que le guste trabajar sola; necesito encontrar un lenguaje común.

Descríbeme la puesta en escena.
Es muy sencilla, y está muy al servicio de los actores, para ayudar a que el público se centre en los personajes. Nos ubicamos en una bohemia buhardilla parisina, en la que Kathie desarrolla las dos horas de trabajo diario con su escribiente, y en la que se sucede ese juego de idas y venidas al pasado, a la imaginación, a los reproches, a las pasiones…

Protagonizar el texto de un Nobel que nunca se ha hecho aquí ¿es un peso, o un aliciente?
Para cualquier actor el reto es uno de los alicientes más importantes a la hora de iniciar un nuevo proyecto. Pero también es cierto que, aunque nos guste andar por la cuerda floja, impone mucho, porque salen a la luz nuestras inseguridades, así que prefiero no pensar en ello. Sólo espero haber entendido bien el personaje para que llegue a la gente.

Vargas Llosa ¿ha estado pendiente del proceso?
Ha estado en contacto permanente con Magüi (Mira) vía telefónica durante todo el proceso de ensayos. Además, antes de comenzarlos estuvieron trabajando sobre el proyecto. Ellos mantienen una estupenda relación.

¿Por qué aconsejarías a la gente que fuera a ver esta función?
Es una comedia inteligentemente divertida, con pequeños momentos de música y baile.

Un hogar

Regresas al Español, donde empezaste, ¿es algo especial?
Aunque actuaremos en el Matadero, volver a esta casa es siempre una alegría para mí, porque aquí fue mi despertar a la vida. Entré en el Español con 15 años, y estuve cuatro más haciendo repertorio clásico. Es mi hogar, y me llena de emoción regresar.

¿Qué recuerdos tienes de esos comienzos?
Tengo recuerdos hasta de la azotea, a la que subía de vez en cuando para mirar la Plaza de Santa Ana. Pero los mejores son de los maravillosos actores con los que tuve la suerte de compartir escenario, complicidades, anécdotas, giras… Y aprendí muchísimo de ellos. Desgraciadamente, algunos, como Miguel Narros, ya no están…

Comenzaste muy joven en la profesión, ¿cómo fue tu llamada?
Empecé en el mundo de la música. Grabé un disco con trece años, y llevaba un tiempo estudiando interpretación en el Teatro Estudio Madrid (TEM) con Narros, cuando éste me llamó para trabajar con él en el montaje de Numancia, de Cervantes, que hizo para el Español. Y cuando me vi ensayando esta obra, supe que quería ser actriz. Entonces tenía quince años, y a partir de ahí fueron llegando el resto de proyectos teatrales: El rey Lear, El rufián Castrucho, Las mocedades del Cid, El sí de las niñas, Don Juan Tenorio… En fin, cuatro años.

Un equipo con luz propia

elenco_kathie

Elenco de la función.Sergio Parra

El autor, la protagonista y la directora de Kathie y el hipopótamo forman un trío ganador. El Nobel de Literatura (2010), el Príncipe de Asturias de las Letras (1986), el Miguel de Cervantes (1994), y el Premio Jerusalén (1995), son sólo algunos de los muchos galardones que coronan la extensa carrera de Mario Vargas Llosa, que además es miembro de la Real Academia Española desde 1994, y que escribió esta historia basándose en una experiencia personal.

Qué decir de Ana Belén, cantante y actriz con unas cuarenta películas, una veintena de obras de teatro y más de treinta y cinco discos. Mientras que Magüi Mira lleva la veteranía por bandera. Comenzó hace más de tres décadas en la interpretación; es una de las fundadoras del grupo Teatro Fronterizo, de Sanchis Sinisterra; y desde hace un tiempo compagina la interpretación con la dirección teatral.

A este trío se suma un elenco no menos interesante, compuesto por los actores Ginés García Millán, Eva Rufo y Jorge Basanta, y que completa el músico David San José –hijo de Ana Belén y Víctor Manuel–, que ha compuesto la banda sonora de la función y la interpreta en directo al piano.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD