• Del 14 de junio al 8 de julio, el festival de artes escénicas celebra su edición dieciocho con medio centenar de actividades bajo el lema Tempus Fugit.


Desde su nacimiento, en el año 2000, Clásicos en Alcalá ha ido aumentando su relevancia certamen a certamen, añadiendo nuevos espectadores a los ya habituales gracias al uso de nuevos lenguajes y la participación de nuevos creadores.

“El criticón”, de Teatro del Temple. ©Marcos Cebrián

En esta ocasión, la programación de su décimo octava edición se compone de medio centenar de propuestas artísticas, que abarcan teatro, danza, performance, música y cine, e incluyen nombres consolidados como Mario Gas, Laila Ripoll, Andrés Lima, Teatro del Temple, Nao d’amores o Teatro Clásico de Sevilla, y las novedosas miradas de Teatro Xtremo y Sleepwalk Collective.

Precisamente estas últimas compañías son las responsables de dos de los nueve estrenos absolutos de esta edición: Arte nuevo de hacer comedias, que revisita el texto homónimo de Lope de Vega a través de la estética de Andy Warhol; y Kourtney Kardashian, la ópera, una versión muy libre de Las bodas de Fígaro.

Mestiza, dirigida por el ronlalero Yayo Cáceres y producida por Emilia Yagüe, es otro de esos esperados estrenos, en el que Julián Ortega y Gloria Muñoz se transforman en un joven Tirso de Molina que, en los comienzos de su carrera dramatúrgica, entrevista a la ya anciana Francisca Pizarro Yupanqui, primera mestiza del Perú, hija de Francisco Pizarro y de la princesa inca Quispe Sisa.

Otra propuestas interesantes son: Be legend!, de los italianos Teatro Sotterraneo, que indaga en la infancia de personajes tan dispares como Hamlet, Juana de Arco y Adolf Hitler; La fiesta del viejo, del dramaturgo y director argentino Fernando Ferrer, que traslada el conflicto entre generaciones del Rey Lear de Shakespeare a una fiesta popular en un club de fútbol; o Ensamble “Hijos de Grecia”, una pieza que durante doce horas habitará el Corral de Comedias con los hijos de los héroes del mundo trágico griego.

Además, Mario Gas lleva a Alcalá uno de los éxitos más destacados de esta temporada en Barcelona: Calígula, de Albert Camus, protagonizado por Pablo Derqui. María Ruiz presenta La parte de Yago, que versiona el Otelo de Shakespeare. Y Alfonso Zurro sube al escenario su particular versión de Hamlet.

Pablo Derqui se convierte en Calígula a las órdenes de Mario Gas. ©David Ruano
Tomando la calle

Más allá de los teatros, el público podrá ver piezas en espacios insólitos, como las cocinas de la Escuela de Hostelería. Es el caso de Una humilde propuesta, un ensayo satírico de Jonathan Swift (Los viajes de Gulliver), que Laila Ripoll, Premio Nacional de Literatura Dramática 2015, y Mariano Llorente, convierten en un monólogo con formato de programa televisivo de comida.

También habrá dos propuestas de danza al aire libre: Castillo interior, a partir de textos de Teresa de Jesús, con coreografía de Annie Lok y la colaboración de la Schola Cantorum; y el nuevo espectáculo de Sara Calero, Fandango Street.


Otras actividades

Fieles al lema del festival, para el ciclo de cine se han seleccionado tres películas clásicas en torno al paso del tiempo: Solo ante el peligro, de Fred Zinnemann; El crepúsculo de los dioses, de Billy Wilder; y Atraco perfecto, de Stanley Kubrik. Además, habrá talleres de creación, de cuentos para abuelos y nietos, y de fotografía escénica. Y durante todo el certamen se podrá disfrutar de la instalación performativa Hamlet vending machine, un dispositivo ideado por el artista Álex Peña, que permitirá escuchar textos de la obra Hamletmachine, de Heiner Müller, en la voz de robots y musicados por la agrupación Yunke Junk Preachers.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre