Nueva York, años 60. Un grupo de jóvenes que defienden la libertad, el pacifismo, la ecología y la igualdad, y abogan por el amor, se enfrenta a una sociedad conservadora y a la obligación de alistarse para combatir en Vietnam. Es el ‘flower power’ de Hair, que toma el escenario del Teatro Coliseum para guiarnos por la era de Acuario.

lucia_jimenez

Lucía Jiménez es Sheila, la líder.Antonio Castro

hair

Otros miembros de la tribu.Xavi Gómez

La tribu

Lucía Jiménez, Tony Bernetti, Joan Vázquez, Marc Parejo, María Virumbrales, Eva Cortés, Lourdes Zamalloa, Álex Forriols, Momo Cortés, Rubén Nsue, Rafa Bueso, Óscar Edú y Yaiza Bautista son sólo algunos de los miembros de esta tribu de hippies, que hará mover al público madrileño a ritmo de canciones como Aquarius, Good morning starshine, o Let’s the sunshine in, entre otras.

La historia se centra en la relación de Claude (Vázquez) –“un joven con tantas ganas de vivir como miedo tiene a ir a la cárcel si no se alista como quiere su familia”–, con Sheila (Jiménez) –“la universitaria activista y líder del grupo”–, y Berger (Bernetti) –“un joven absoluta y alocadamente libre y visceral, que supone el contrapunto de Claude”–, así como con el resto de la tribu de hippies con los que conviven, cada uno con su particular problemática y su personal visión ante la dura realidad que les rodea.

Su historia

Escrito por Gerome Ragni y James Rado, con música de Galt MacDermot, Hair fue el primer musical rock que se representó en Broadway, y de eso hace ya más de cuatro décadas. Sin embargo, “la libertad y las ganas de cambiar el mundo que reivindica este musical nunca pasan de moda”, afirma Bernetti, por eso, añade Vázquez, “tiene la misma fuerza ahora que hace cincuenta años”.

Y es que, aunque los autores quisieron reflejar en el libreto los sentimientos y la actitud vital de gran parte de la juventud americana a la que le tocó vivir la época de la guerra de Vietnam, consiguieron mucho más, porque Hair se convirtió en un canto a la libertad, el amor, la no violencia, la búsqueda de nuevas realidades y formas de vida lejos de las imposiciones paternas y gubernamentales, que aún sigue dando mucho que hablar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre