• Esteve Ferrer debuta en la Gran Vía como director de musicales con El jovencito Frankenstein, un título que coloca a la productora LetsGo en primera línea del llamado ‘Broadway madrileño’.


Una comedia “desternillante”, con una banda sonora “maravillosa” convierten a este nuevo espectáculo en “un gran show”, “más fresco y divertido” que la película homónima de Mel Brooks de 1974 de la que parte.

Al menos así lo cree su director, quien firma también la versión castellana de este musical, creado en 2007 para Broadway por el propio Brooks junto a Thomas Meehan, y que triunfa en el West End londinense, donde se estrenó el año pasado.

Efectos secundarios

Todo el elenco coincide en afirmar que éste “es uno de los musicales más divertidos que se han hecho”. Tanto, que Ferrer se atrave a “garantizar que va a haber muchos ataques de risa” en el patio de butacas, y “la gente va a salir feliz del teatro”.

Y es que los personajes de la función son “delirantes estereotipos” creados para “parodiar el cine B de terror”, explica el director.  Y aquí se acompañan de “divertidísimos” números musicales, como el Puttin’ On the Ritz inmortalizado por Fred Astaire, que sobre el escenario interpreta ‘el monstruo’ creado por el Doctor Frankenstein (o ‘Fron-kos-tin’, como se hace llamar el protagonista de esta historia para escapar del estigma familiar).

Víctor Ullate Roche da vida a este neurocirujano que debe viajar a Transilvania, la tierra de sus antepasados, para reclamar la herencia de su abuelo junto a su prometida Elizabeth (Marta Ribera). Allí conocerá a un loco grupo de personajes, como la misteriosa ama de llaves (Teresa Vallicrosa), la exuberante y asilvestrada Inga (Cristina Llorente), o el jorobado Igor (Jordi Vidal).

Ellos le impulsarán a conocer el trabajo de su abuelo, guiándole para que descubra su viejo libro de experimentos. Y, cuando lo haga, no podrá resistirse a dar vida a una nueva criatura, a la que querrá transferirle inteligencia; algo que su abuelo no hizo…


Un mito del cine

Filmada con la intención de demoler todos los arquetipos cinematográficos en torno a la legendaria creación de Mary Shelley (1797-1851), El jovencito Frankenstein se convirtió en una película de culto, con una legión de fans que incluso se saben diálogos enteros. Mel Brooks la estrenó en la gran pantalla en 1974, y eligió a Gene Wilder para que le ayudara a armar el guión e interpretara al profesor Frederick Frankenstein. Peter Boyle fue el monstruo, y Marty Feldman, el divertidísimo Igor al que la joroba se le cambia de lado.

Tras el éxito obtenido por la adaptación musical de Los productores, Brooks decidió llevar a escena este otro título de su filmografía ayudado por Thomas Meehan (coautor de Los productores). Así, el musical comenzó su andadura en los escenarios en 2007, en el Hilton Theatre de Broadway (actual Lyric Theatre), tras un periodo de prueba en el Paramount Theatre de Seattle (Washington).

La primera versión en español se representó en Buenos Aires en 2009, pero Esteve Ferrer ha partido de la película y el libreto revisado por el propio Brooks para este montaje ‘made in Spain’, que cuenta con el beneplácito del creador estadounidense, invitado a disfrutar de alguna de las funciones.

Dieciséis cambios escenográficos, 24 artistas y nueve músicos son sólo algunas de las cifras de este montaje, que produce LetsGo, y cuenta con la dirección musical de Julio Awad, las coreografías de Montse Colomé, el diseño de escenografía y vestuario de Felype de Lima, y las luces de Juanjo Llorens.



  • EL JOVENCITO FRANKENSTEIN
  • Teatro de la Luz Philips Gran Vía: Gran Vía, 66
  • HORARIOS: Miércoles y jueves, 20:30h. Viernes y sábados, 18:00h. y 21:30h. Domingos, 16:00h. y 19:30h.
  • FECHAS: Desde el 10 de noviembre de 2018
  • PRECIOS: Desde 28,90


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre