Cuatro pseudocientíficos chiflados especializados en el mundo del ritmo se han instalado en el Teatro Alfil para experimentar con la música y los sonidos. Son capaces de crear armonías con prácticamente cualquier cosa, sea o no un instrumento musical al uso.

sensormen

J. Villanueva

Hasta el momento, han conseguido que salga música de una silla, de una escoba…, hasta de una pantalla de vídeo. Y han fabricado los más sorprendentes aparatos para generar sonido.

Ahora, su objetivo es crear el primer híbrido entre hombre y sensor: el sensormen. Pero, ¡ojo!, porque para alcanzar su meta necesitan cobayas humanas con las que probar sus locos gadgets sónicos. Y ése puedes ser tú…

Mezcla explosiva

Un espectáculo “nunca visto”, dice Bulbul, coproductor junto a Yllana de este montaje. En él se fusionan el humor gestual de la compañía madrileña con los espectáculos rítmicos y tecnológicos del percusionista y performer multimedia. El resultado: una mezcla de ritmos de todo tipo –desde el flamenco a la música disco–, divertidísimas coreografías, interacción con el público, y unos personajes que provocarán la carcajada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre