• Un mensaje revolucionario y un personaje que ha marcado el arte, la cultura, la religión y hasta el calendario. 33 el musical nos cuenta la historia del mayor influencer de todos los tiempos: Jesús de Nazaret.



“La única religión, el único camino, el único mandato, será el amor”. Éstas son las palabras que el actor Christian Escuredo repite en varias ocasiones, y con distintos estilos musicales, metido en la piel del protagonista de este espectáculo. Un mensaje que, tanto para su creador y compositor, Toño Casado, como para el resto del equipo, “es universal” y “más necesario que nunca con los tiempos que corren”; por eso “trasciende cualquier límite que nos remita a un dogma o una ideología”, aseguran.

Directo al corazón

Casado, que es sacerdote, cree que “muchas veces los profesionales de la religión no hemos sabido transmitir este mensaje”. Y, como opina que “un musical es el mejor camino para contar las mejores historias”, decidió hacer uno que difundiese este “potente mensaje” y así “tocar el corazón de la gente”.

En el sótano de una iglesia, con un blog, un bolígrafo, un piano y “toda la música en la cabeza”, Casado dedicó cinco meses a crear este musical “lleno de alegría, emoción, y una pizca de picardía y humor”, cuya versión sinfónica se estrenó en 2013, y que contiene algún tema crítico “al clericalismo más rancio”.

La cifra del título está llena de simbolismo. Por un lado, es la edad a la que Cristo fue crucificado, pero también la que Casado tenía cuando compuso la obra. Y por eso también decidió que fueran 33 los números musicales del espectáculo y otros tantos los intérpretes que en él participasen.

En el Monte de los Olivos.

Con la intención de “volver a poner de moda a Jesús, un hombre que cambió el mundo con su amor”, 33 el musical nos presenta un protagonista con túnica y deportivas, que Escuredo describe como “muy magnético, alegre, humano, cercano a los problemas y realidades de la gente corriente, con un toque muy reivindicativo, e incapaz de soportar las injusticias”.

Para prepararse el papel, el actor ha llegado a viajar a Tierra Santa. Eso le sirvió para “empaparse” a nivel “sensorial y energético” pisando los lugares reales en los que hace dos mil años estuvo el nazareno, y así contar mejor su historia en el escenario.

Una historia en la que hay una “mamma amorosa” llamada María (Laura González); una “mujer humillada” por sus paisanos, Magdalena (María Virumbrales), a la que Jesús “le devuelve la dignidad”;  doce seguidores, los apóstoles, que Casado ha ‘dibujado’ como “unos botarates muy divertidos”; y tres demonios que, como “una Trinidad malévola”, se volverán peligrosamente seductores.

Además, Herodes se hará selfies, y los soldados vestirán como antidisturbios. Y todos ellos bailarán a ritmo de rock y pop, y cantarán baladas, góspel y hasta una bossa nova.

El objetivo es contar una historia archiconocida “de una manera atractiva para todos los públicos y creencias”, explica Casado. Una historia que “transmite valores tan necesarios como el respeto, el perdón y la solidaridad, que queremos que 33 el musical despierte en el público”.


Musicales y religión

El mensaje religioso ha llegado al público envuelto en formato musical en
varias ocasiones. El primer título que viene a la mente al hablar del tema es Jesucristo Superstar, de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice. Estrenado en Broadway en 1971, no ha dejado de representarse en todo el mundo. Pero antes de éste, Webber y Rice crearon Joseph and the Amazing Technicolor Dreamcoat (José y su maravillosa túnica multicolor), una adaptación de parte del Génesis, con un tono familiar y canciones pegadizas.

En la figura de Jesús se basa también Gospell, escrito por John-Michael Tebelak y Stephen Schwartz en 1970 a partir de parábolas. Y el italiano El diluvio que viene (1974) cuenta la turbación de un joven cura que debe construir un arca para salvar a su pueblo de un nuevo diluvio universal.

Más modernos son The Book of Mormon (2011), un musical satírico ganador de nueve Premios Tony, que narra la historia de dos misioneros mormones que van a predicar la palabra de Dios a una región peligrosa de Uganda; y el español La llamada (2013), de Javier Calvo y Javier Ambrossi, que cuenta con un tema de Toño Casado.



  • 33 EL MUSICAL
  • Espacio 33: C/ Ribera del Sena (Ifema)
  • HORARIOS: Miércoles y jueves, 20:00h. Viernes y sábados, 17:00h. y 21:00h. Domingos, 17:00h. 
  • FECHAS: Desde el 22 de noviembre de 2018
  • PRECIOS: Desde 30,24


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre