Camarero, hay un gamberro en mi plato

La gastronomía ha sido elevada a la categoría de arte. Si bien las croquetas deconstruidas de mi madre podrían pasar por un cuadro expresionista,...

¿Cuánto vale tu amistad?

Aunque estemos delante de las personas con las que hemos compartido nuestros mejores y peores momentos durante más de dos décadas, la amistad tiene...

Los ojos de Edipo

El Teatro de la Ciudad ha estado en boca de todos, y este fin de semana ha terminado temporada en La Abadía con la...

¡Viva por siempre La Portera!

Asisto al anuncio del final de las representaciones en La Casa de la Portera como si fueran pétalos que se desprenden, perdiéndose en lo...

Los gatos ya no tienen miedo

Cuando cae la noche, los defectos se diluyen en la oscuridad. Pero, cuando estas imperfecciones transcienden el plano físico y revelan algún trastorno psicológico,...

Un coche como una casa

En la oscarizada película de animación Up, de Pixar, que todo el mundo recuerda con una sonrisa que asoma, siete minutos de introducción bastan...

Hasta que pase la tormenta

No son pocos los autores a los que su entrega en vida a mimar las letras sólo ha sido puesta de relieve una vez...

Mi suegra, Asier y yo

Aunque haya a quien le extrañe, yo adoro a mi suegra. Somos dos polos opuestos, eso no se puede negar, tenemos creencias absolutamente encontradas...

Con el funeral a cuestas

"Nena, hay sándwiches encima de esa mesa, y bebidas. ¿Eso es normal?". Me dice mi madre a sottovoce mientras me da un codazo sutil...

Los verdugos también lloran

En su infinita sabiduría, Mario Benedetti eligió el género teatral para hablar de la tortura. Teniendo en cuenta que sólo asumió el rol de dramaturgo...

SÍGUENOS

4,219FansMe gusta
204SeguidoresSeguir
8,223SeguidoresSeguir
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS