La tragedia más sangrienta de Shakespeare, Titus Andronicus, ha sido transformada por La Fura dels Baus en Degustación de Titus Andronicus, un montaje “dirigido a los cinco sentidos, donde adquieren protagonismo la comida y los olores”, asegura Pep Gatell, su director.

titus_fura

Rojobarcelona

Olfato y gusto

Y es que a lo largo de la hora larga que dura la función, un cocinero se encarga de preparar el banquete al que invitarán a 30 personas del público, elegidas previamente a través de un concurso en su web. El menú, confeccionado por el laureado Andoni Luis Aduriz, del restaurante Mugaritz, supone una metáfora de la venganza antropófaga que elabora Titus para sus enemigos, y ha sido creado tras meses de investigación en los recetarios de la época.

Los espectadores, que estarán de pie compartiendo espacio con los actores, también podrán degustar otros alimentos, como uvas, algodón de azúcar y otros manjares, que los intérpretes irán repartiendo a lo largo de la función, y que llenarán el ambiente de distintos olores.

El objetivo es conseguir que el público se convierta en parte del montaje. “Será el pueblo de Roma y vivirá en directo el enfrentamiento entre Titus, recién llegado a la ciudad tras vencer a los godos, y Támora, madre de sus víctimas y futura esposa del emperador Saturnino”, explica Gatell.

Otros sentidos

Atalayas rodantes, pantallas gigantes a través de las que “se narrarán en imágenes los versos no contados de la tragedia”, una potente banda sonora y actores reales que interactúan con los virtuales, mantendrán alerta el resto de sentidos de los espectadores que se acerquen hasta el próximo 19 de diciembre a los Teatros del Canal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre